Fundación Kati reclama que el 550 aniversario sea un evento de especial interés público

Proyecto del 550 aniversario del Fondo Kati.
EUROPA PRESS/FUNDACIÓN FONDO KATI
Actualizado 21/08/2016 11:06:54 CET

SEVILLA, 21 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Fundación Fondo Kati ha reclamado que el proyecto por el que se expondrán el próximo año 2017 los manuscritos de la Biblioteca Andalusí, también conocida como Fondo Kati, con motivo del 550 aniversario de la salida de Toledo del juez musulmán Ali ben Ziyad al-Quti llevando consigo los primeros legajos que han dado origen a esta biblioteca, se convierta "en un evento de especial interés público" al que la Fundación quiere poner el nombre de 'Paz entre Culturas'.

El Fondo Kati, cuyo patriarca es Ismael Diadié, también presidente de la Fundación, cuenta a día de hoy con 12.714 manuscritos, 1.102 de ellos llevan en sus márgenes 7.126 textos sobre la historia de Al-Ándalus, del Sur de Francia, de los Imperios de Ghana, de Mali, del Songhai y de la propia familia Kati.

El vicepresidente de la Fundación Fondo Kati y directivo de DKV Seguros, Antonio Vila, ha explicado en declaraciones a Europa Press que "es necesario recuperar parte de nuestra historia menos conocida, que no ha sido traducida o digitalizada y que permanece oculta desde hace más de cinco siglos en baúles en Tombuctú".

Este asunto, según ha explicado Vila, ya ha sido transmitido "en varias ocasiones" al secretario de Estado de Cultura en funciones, José María Lassalle, al cual se le ha indicado la "importancia" de convertirlo en evento de especial interés público para que muchas entidades y patrocinadores puedan sumarse a un proyecto como éste.

Al respecto, ha apuntado que el pasado febrero estuvo personalmente en Mali negociando con el Gobierno local, gracias al patrocinio de DKV Seguros y de la Fundación Cajasol, para que permitiera la exposición en España y "están muy ilusionados con la idea". Además, en su capital, Bamako, han comenzado a digitalizarse los primeros manuscritos a través de la asociación Savama, ya que "por seguridad la familia prefiere digitalizarlos en origen", ha explicado Vila.

SEDES ESCOGIDAS PARA LA EXPOSICIÓN

En cuanto a las sedes en las que se expondrán los manuscritos de la Biblioteca Andalusí de Tombuctú a partir de 2017, una en Toledo y la otra en Jerez de la Frontera (Cádiz), Vila ha indicado que "existe un convenio ya en la asesoría jurídica entre el Gobierno de Castilla La Mancha, el Ayuntamiento de Toledo y la Fundación Fondo Kati para disponer de un espacio en el que exponer parte de los manuscritos que salieron de Toledo y que están en Tombuctú, aunque algunos ya están depositados en Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía".

A tal respecto, Vila ha asegurado que el Gobierno de la comunidad castellano-manchega muestra "mucha predisposición" con este proyecto, al igual que el Consistorio toledano, por lo que "la idea es que este convenio se firme antes de que finalice el año".

Asimismo, ha señalado que en el caso de Jerez y de la Junta de Andalucía, donde el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico (IAPH) está estudiando un número importante de manuscritos del Fondo Kati, "se lleva un año y medio negociando, viendo qué tipo de convenio o qué tipo de manuscritos podrían venir a Jerez".

Además, ha añadido que la ciudad de Málaga y numerosos países se han ofrecido para exponer el Fondo Kati, pero, según ha insistido, "nuestras prioridades son Toledo y Jerez, que es lo que se lleva negociando desde hace dos años".

UNOS 20 MANUSCRITOS EN EL IAPH

Por el momento, en el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico ya hay depositados unos 20 manuscritos para su restauración, y la "idea es que sigan viniendo". "Lo que se está hablando con la familia Kati y el Gobierno de Mali es que vayan viniendo en bloque a España, vayan llegando hasta Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía --hay un acuerdo de colaboración firmado desde hace años--, se vayan restaurando y a su vez se vayan exponiendo", ha precisado Vila.

Igualmente, el vicepresidente se ha referido a la creación del Observatorio de la Fundación Fondo Kati para la defensa del patrimonio Andalusí en África, con el objetivo de "trabajar unidos en España con el apoyo de patrocinadores y otras administraciones".

"Mali ha sufrido mucho, sobre todo Tombuctú, con la invasión de los grupos yihadistas, motivo por el que Ismael Diadié salió y por el que queremos que los manuscritos vuelvan a España y puedan custodiarse aquí un tiempo, ya que, lógicamente, en su momento tendrán que volver o itinerar de un sitio a otro", ha afirmado.

"Para mí hay un antes y un después del viaje a Mali en febrero, cuando me di cuenta de que lo importante es destacar el contenido de lo que está escrito en los manuscritos y demostrar que puede haber una relación entre las diferentes culturas", por lo que "queremos que el proyecto se denomine 'Paz entre Culturas' y que el Fondo Kati, que es ejemplo de esto, pudiera servir de hilo conductor", ha manifestado Antonio Vila.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies