Gil-Toresano recuerda la presencia de efectivos de Policías vestidos de paisano durante las próximas fiestas en Sevilla

Gil-Toresano ante la Comisaría centro de Policía Nacional
EUROPA PRESS
Publicado 29/12/2017 16:42:32CET

SEVILLA, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Operación Comercio Seguro, desplegada por la Policía Nacional entre primeros de diciembre y hasta el 8 de enero para garantizar la seguridad en los comercios sevillanos con motivo del periodo navideño de compras, cuenta aproximadamente con el mismo número de efectivos que la Navidad anterior, toda vez que el Cuerpo Nacional de Policía ya está inmerso, junto con las autoridades municipales, en la organización del dispositivo de prevención de la Cabalgata de Reyes.

Así lo ha manifestado el subdelegado del Gobierno central en Sevilla, Ricardo Gil-Toresano, quien se ha reunido con representantes de las asociaciones de comerciantes en la comisaría del distrito Centro, ubicada en la Alameda de Hércules, junto al comisario provincial de la Policía, Andrés Garrido; el responsable de participación ciudadana; y el inspector jefe de la comisaría Centro.

Gil-Toresano ha explicado que la finalidad del plan Comercio Seguro, que se pone en marcha por quinto año consecutivo, es "reforzar la seguridad y ofrecer tranquilidad a ciudadanos y comerciantes" coincidiendo con el aumento de la afluencia de público y de actividad comercial. Así, ha defendido los efectos de este plan que cuenta con "aproximadamente el mismo número de efectivos que el año pasado" y ha recordado que la Policía "no siempre va de uniforme", porque se trata de que "los malos no detecten que hay policías en la calle".

Además, ha expuesto que ya se ha llevado a cabo una reunión de los responsables de los distintos cuerpos y servicios de seguridad y emergencia para preparar el plan de prevención de la noche de Año Nuevo y "sobre todo", la multitudinaria Cabalgata de Reyes Magos, "que en las calles de Sevilla congrega casi a un millón de personas".

En este sentido, ha recordado que el año pasado ya se tomaron tanto medidas de seguridad estática y fueron implantados los "famosos" bolardos, contando con "mucha presencia policial".