La CHG da por concluida la limpieza del río Genil y achaca los malos olores a vertidos sin depurar

Actualizado 28/12/2006 14:43:10 CET

Considera "impensable" restaurar el río a su estado original

SEVILLA, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) da por concluida la la limpieza del río Genil a su paso por la ciudad de Granada, labores realizadas por el Ayuntamiento de la capital tras solicitar autorización al órgano de cuenca, y achaca los malos olores a vertidos sin depurar de los problemas de saneamiento que restan en la ciudad, más acentuados en la desembocadura del Darro.

En una entrevista concedida a Europa Press, el presidente de la CHG, Francisco Tapia, dio por limpio el río y sin problemas, a excepción de que "se podría haber hecho una limpieza más selectiva" ya que, según apuntó, se podían haber dejado algunos islotes con alguna vegetación. "Lo digo porque, en el futuro, hay quien se está planteando si cabe renaturalizar el cauce del río en Granada", apostilló.

No obstante, Tapia lo vio "muy complicado, ya que la obra de encauzamiento responde a una serie de necesidades que había en el ambito urbano que difícilmente se podía hacer de otra manera". Explicó que en Granada "no se puede plantear, como en otros encauzamientos en campo abierto o en sitios con urbanismos menos desarrollados, muros de tierra laterales con espacios grandes para el desahogo del río, ya que hay edificaciones".

Por ello, concluyó que, "o es como es o es muy parecido pero difícilmente va a ser de características distintas".

Asimismo, consideró que hoy por hoy es "impensable" restaurar el Genil a su situación primitiva aunque abrió la posibilidad de dotarle de una "cierta naturalización".

"Tendríamos que jugar con el encauzamiento actual y ver qué elementos se podrían introducir", aspectos que se contemplarían en una próxima limpieza.

Recientemente, en rueda de prensa para presentar el programa Red de Calidad de Aguas, el comisario de Aguas de la CHG, Javier Serrano, detalló que los tramos más conflictivos de la cuenca son el río Guadaíra, el más contaminado a causa de vertidos urbanos y de la industria de aderezo de aceituna; el río Genil, aguas abajo de Granada, cuya contaminación se debe a los vertidos urbanos sin depurar procedentes del área metropolitana; el río Guadalbullón, que en su desembocadura presenta una contaminación de materia orgánica elevada; y el tramo del Guadalquivir situado entre Mengibar y Marmolejo, que también está afectado por vertidos urbanos e industriales procedentes de los polígonos industriales.

Rafael Catalá

Rafael Catalá

Ministro de Justicia

28/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies