Las grandes inmobiliarias rebajarán el precio de sus viviendas y participarán en el plan de la Junta para vender stock

Actualizado 04/12/2009 18:19:55 CET

SEVILLA, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

Las grandes inmobiliarias españolas, englobadas en el llamado G-14, se comprometieron a participar en el plan de la Junta para dar salida al stock de 70.000 viviendas libres sin vender en la región, de forma que rebajarán el precio de las viviendas que cumplan los requisitos que determina la iniciativa del Gobierno andaluz.

Según indicó a Europa Press el secretario general del G-14, Pedro Pérez, este compromiso fue adquirido en una reunión mantenida ayer con el consejero de Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Espadas, y su equipo, donde ambas partes coincidieron en la bondad y los beneficios de esta propuesta y donde los promotores se comprometieron a "colaborar con esta medida y ofrecer su experiencia" en ese sentido.

Por ello, las promotoras incluidas en este grupo suministrarán datos y cifras de sus viviendas e inmuebles ya terminados o que se vayan a terminar en el próximo año, un trabajo que efectuarán hasta Navidad, y depurar las viviendas que estarían englobadas en la medida de la Junta, esto es, cuyos precios no superen los 245.000 euros y cuyos clientes no tuvieran que pagar entrada.

En ese sentido, se comprometieron a que esas viviendas "bajarán sus precios como mínimo en un 20 por ciento". "Admitimos, asumimos, compartimos esta medida y estamos dispuestos a dar salida a un stock significativo de viviendas y a vender dentro de este programa, siempre que sea a un precio más asequible; estamos dispuestos a reducir el precio", agregó.

El representante del G-14, grupo que aglutina a inmobiliarias como Vallehermoso, Realia, Reyal Urbis, Restaura, Metrovacesa, Nozar, Chamartin, Grupo Rayet o Hercesa, entre otras, destacó la importancia de "emprender medidas y de que el sector colabore para reducir el stock existente y promover el acceso a una vivienda de los ciudadanos".

En ese sentido, consideró que dichas medidas "contribuirán a acortar el tiempo de reinicio de la actividad del sector en Andalucía", de manera que auguró que si se pone en marcha en plazo estas medidas para dar salida al stock "a mediados de 2010 podremos empezar a ver un cambio de tendencia en Andalucía".

Por ello, apremió a otras comunidades autónomas a "seguir el ejemplo andaluz", de manera que "nos gustaría ver en otras regiones esta iniciativa de la Junta, tomada como un modelo a adaptar en función de las circunstancias de cada comunidad".

EVOLUCIÓN DE LA CRISIS

Sobre la evolución de la crisis, Pedro Pérez precisó que el sector inmobiliario "a diferencia de cualquier otro sector, ya está terminando su tercer año de crisis y de caída continuada de la actividad, en 2010 se empieza el cuarto año de crisis".

Lamentó que el sector de la construcción "desgraciadamente ha visto caer sus ventas y parar sus promociones", tras lo que precisó que los últimos meses de este año "la caída de venta está tocando fondo, aunque no sabemos si estaremos mucho tiempo tocando suelo o habrá algún despegue".

Por ello, insistió en la idea de que la iniciativa de la Junta "puede contribuir a reactivar y dinamizar el sector y que éste comience a tomar cuerpo a mediados del año próximo, cuando se puede empezar a ver algún cambio de tendencia en el número de viviendas iniciadas".

Recordó que el G-14 tenía en 2006 un total de 50.000 viviendas en construcción en toda España, cifra que se redujo a la mitad en junio de 2008, con 25.000 viviendas en construcción, mientras que a finales de octubre de 2009 se registraron 2.300 viviendas en construcción, por lo que "es necesario un cambio de tendencia del modelo".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies