Griñán afirma que le ha "dolido" que la juez del caso de los ERE haya planteado la custodia de las actas

José Antonio Griñán
EUROPA PRESS/ARCHIVO
Actualizado 28/04/2011 22:19:16 CET

SEVILLA, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Junta, José Antonio Griñán, ha reconocido que le ha "dolido" que la juez que instruye el caso de las irregularidades en los expedientes de regulación de empleo (ERE), Mercedes Alaya, haya planteado la custodia de las actas del Consejo de Gobierno en el juzgado.

Tras recordar que la Junta ha respondido en términos jurídicos a la propuesta de la juez sobre la solicitud de las actas del Consejo de Gobierno desde 2001 y hasta la actualidad, el presidente ha recalcado, en una entrevista con la Cadena Ser recogida por Europa Press, que le ha dolido que se haya planteado la custodia de las actas en las dependencias judiciales, porque los socialistas llevan muchos años gobernando en Andalucía y no hay un "sólo miembro del Gobierno que haya sido objeto de reproche penal en ningún momento" y no ha "habido elusión de ningún tipo de documentación, no ha habido falsedad en documento público y nadie ha falsificado o ha eludido pruebas".

"Nunca, no hay precedentes; por lo tanto, si no hay precedentes, difícilmente se puede pensar que podemos incurrir en ese comportamiento", ha indicado Griñán, quien ha insistido en que eso es "doloroso", no sólo para él, sino también para "el custodio de las actas, que es un funcionario".

Preguntado sobre si cree que la ciudadanía va a "castigar" al PSOE en las urnas por el tema de los ERE, Griñán ha manifestado que la ciudadanía sabe el caso lo denunció el Gobierno andaluz, que está llevando al juzgado todo aquello que considera que son actuaciones irregularidades, y que el PSOE ha suspendido de militancia a todo aquel que esté implicado. El presidente se ha mostrado convencido de que la respuesta de la Junta ha sido "inédita, ya que hemos sido no solamente denunciantes, sino además colaboradores con la justicia, hasta el punto de que hemos llevado todo aquello que hemos encontrado, con independencia de que lo pidiera o no el juzgado".

Sobre la información que ha salido a la luz de que el padre de Cristina Ruiz, que ha dimitido de la lista del PP al Ayuntamiento de Córdoba tras conocerse su relación con un ERE irregular, fue beneficiario de una ayuda que no le correspondía, el presidente ha indicado que le ha dejado sorprendido la reacción PP, como si hubieran sido los socialistas los que hubiesen metido en la candidatura a Ruiz.

"A esta mujer la metió en la lista el que quiere ser alcalde de Córdoba y la presentó como una gran figura de la política cordobesa, y ahora parece que somos nosotros los que hemos dicho que la pusieran en la lista", ha indicado Griñán, quien ha agregado que cuando al PP le ha pasado esto, ha reaccionado de tal manera que le da la "impresión de que hay mucha gente que no va a acompañar al Partido Popular; ya vemos como trata a las personas".

Ha insistido en que el PP-A ha "mentido" con reiteración en relación con este asunto, como cuando habló de fondos ilegales, cuando quien los aprueba es el Parlamento, o cuando el presidente del partido, Javier Arenas, ha afirmado que se trataba de un fondo "para los amiguetes del PSOE". "Tantas mentiras se han dicho que ahora mismo lo que hay que hacer es ajustar a la realidad de los hechos todo esto, y una vez que lo hayamos ajustado a la realidad de los hechos, nos daremos cuenta de que también estos fondos han servido para ayudar a miles de personas que no lo necesitaban y que ha habido supuestos irregulares que se han denunciado", ha apuntando.

De otro lado, preguntado sobre el PP-A y el caso Gürtel, el presidente ha dicho que ese partido lo que tiene es que dar explicaciones y no dedicarse a plantear querellas contra los socialistas por el hecho de que se las demanden. Griñán ha dicho que todavía no conoce a ningún socialista que haya sido condenado por una querella del PP.

Asimismo, preguntado sobre la "persecución" del PP contra el vicepresidente tercero del Gobierno y expresidente de la Junta, Manuel Chaves, Griñán ha señalado que no conoce a ningún otro líder político que, como Javier Arenas, "haya gastado 17 años de su vida en perseguir a un adversario, incluso penalmente, y, por supuesto, ofendiendo el honor". Ha apuntando que nada más ser nombrado Chaves como vicepresidente tercero del Gobierno, Arenas fue al Senado para interpelarlo porque es una "obsesión".