La Guardia Civil toma declaración a cuatro vecinos de Estepa por los incidentes del sábado

Publicado 07/07/2014 14:17:28CET

Los tres miembros del clan detenidos habrían cometido el mismo sábado un robo en una casa de campo de donde se llevaron un frigorífico y un sofá

ESTEPA (SEVILLA), 7 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha llamado a declarar a cuatro vecinos de la localidad sevillana de Estepa en relación a los incidentes ocurridos el pasado sábado en el municipio, cuando entre 300 y 400 vecinos participaron en una concentración no autorizada para protestar contra los robos que habría cometido un clan de etnia gitana, concentración que derivó en la quema de al menos seis viviendas de estas familias.

En este sentido, fuentes del Instituto Armado han informado a Europa Press de que estos cuatro vecinos se encuentran en estos momentos prestando declaración en el cuartel de Estepa a fin de intentar aclarar lo sucedido y esclarecer, en su caso, su posible participación en los hechos y la posible responsabilidad penal que pudieran tener.

De otro lado, la Guardia Civil ha detenido en la A-92 a la altura de la barriada sevillana de Los Pajaritos a tres miembros del clan a los que los vecinos de esta localidad acusan de protagonizar numerosos robos, todo ello después de haberlos identificados inicialmente en la localidad cordobesa de Puente Genil, municipio del que se marcharon voluntariamente.

Los detenidos, que han sido trasladados a la Comandancia de la Guardia Civil de Montequinto, son dos hombres y una mujer, aunque esta última no tendría relación con los robos y habría sido detenida conduciendo un vehículo Audi A-3 sin contar con puntos en su carné de conducir.

Junto a dicho Audi A-3 viajaba una furgoneta con miembros del clan en su interior que también fue interceptada cargada de objetos robados, en concreto un frigorífico, un sofá, varios colchones y dos muebles pequeños.

"OJO POR OJO"

Finalmente, los agentes detuvieron a dos hombres que viajaban en dicha furgoneta tras comprobar que los objetos fueron robados el pasado sábado, mismo día de la concentración no autorizada llevada a cabo por los vecinos, en una vivienda de campo ubicada en el término municipal de Estepa.

Tras estos hechos, el alcalde de la localidad, Miguel Fernández Baena (PA), llamó a los vecinos "a la calma" y expresó "su sorpresa" por los incidentes registrados "por parte de una minoría de vecinos" durante el sábado, solicitando no caer en "la tentación del ojo por ojo".

Así, instó a "que la justicia dirima quienes son los responsables de estos robos" para posteriormente pedir "que caiga sobre ellos todo el peso de la ley", señalando que "la violencia registrada contra las viviendas no es en ningún caso el medio ni el camino para garantizar justicia".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies