La Hispalense inaugura su Biblioteca General con 130.000 ejemplares y como primer paso del futuro Campus de Humanidades

 

La Hispalense inaugura su Biblioteca General con 130.000 ejemplares y como primer paso del futuro Campus de Humanidades

Miguel Ángel Castro, Juan Espadas y Antonio Ramírez de Arellano
EUROPA PRESS/UNIVERSIDAD DE SEVILLA
Publicado 28/03/2017 15:45:56CET

SEVILLA, 28 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Universidad de Sevilla (US) ha procedido este martes a la inauguración de su nueva Biblioteca General 'Rector Antonio Machado y Núñez', un recinto ubicado en la avenida de Eritaña de la capital hispalense con un fondo bibliográfico en torno a 130.000 ejemplares y que se constituye en el primero de los pasos planificados para avanzar en el proyecto del Campus de Humanidades en la antigua Fábrica de Tabacos, actual sede del Rectorado.

Y es que, según ha recordado en el acto de inauguración el rector, Miguel Ángel Castro --también estaban presentes el consejero de Economía y Conocimiento y exrector de la Hispalense, Antonio Ramírez de Arellano, y el alcalde de Sevilla, Juan Espadas--, el traslado resuelve la actual coexistencia en espacios comunes de la Biblioteca General y la Biblioteca de Humanidades, hasta ahora sin posibilidades de expansión, y la actual fragmentación de los fondos bibliográficos de las áreas de Humanidades, actualmente ubicados en distintas bibliotecas departamentales.

De esta forma, el desarrollo de estas actuaciones permitirá la optimización de los espacios correspondientes a las Facultades de Geografía e Historia y de Filología en el campus de Humanidades y el traslado a éste de la Facultad de Filosofía. Esta intervención, adicionalmente, liberará los actuales espacios empleados en el campus de Ramón y Cajal, necesarios para el desarrollo del proyecto estratégico de la Facultad de Psicología. El rector ha precisado que, a expensas de concreción financiera por parte de las administraciones, aún no hay plazos cerrados.

Con una superficie construida de 5.689,56 metros cuadrados, el nuevo edificio alberga un patrimonio bibliográfico y documental en el que destacan 332 incunables, 1.217 manuscritos --en su mayor parte tratados y apuntes jurídicos y teológicos--, 8.340 libros del siglo XVI, 68.840 volúmenes de los siglos XVII al XIX y 10.000 ejemplares de los dos últimos siglos.

NUEVO TALLER DE RESTAURACIÓN

Con carácter previo a la inauguración, se organizó una visita a las instalaciones guiadas por la directora de la biblioteca, Julia Mensaque, y el director general de Infraestructuras de la universidad, Pedro García, en la cual se dieron explicaciones, respecto a las dependencias de la planta alta, sobre la utilidad de la sala de investigaciones, que albergará a diario hasta a una veintena de estos profesionales en turnos repartidos; el nuevo taller de restauración --obtenido con fondos Feder: hasta ahora toda actuación en este sentido tenía que externalizarse--; o la sala de digitalización, proceso que empezó en 2004 para que "cualquier investigador pueda consultar el patrimonio de la US con independencia de dónde pueda estar" y del que a día de hoy se benefician 10.000 volúmenes y 1,4 millones de imágenes del fondo antiguo.

A éste vienen a unirse donaciones singulares como las de la Condesa de Lebrija, el Conde del Águila, Guichot o Azaña, nombres que dan designación, en señal de reconocimiento, a algunas de las salas del nuevo complejo. Asimismo, se ha hecho pública la donación al recinto de los fondos bibliográficos del poeta y catedrático de Literatura Rafael de Cózar, una muestra de la cual es protagonista de una exposición en la planta baja --la central quedan para los servicios administrativos, y también en la baja hay dos salas de lectura con casi 400 plazas--, en la que también se exhiben parte de los fondos documentales, fotográficos y bibliográficos que la Fundación Focus y Altadis han acordado ceder a la Universidad de Sevilla en sendos convenios de colaboración suscritos en los últimos meses.

La exposición contiene un conjunto de vitolas de productos tabaqueros, que reproducen temas literarios, artísticos y retratos. Junto a éstas se muestra la serie fotográfica del pabellón comercial que la entonces Tabaquera construyó para la Exposición Iberoamericana de 1929 en el Parque de María Luisa, donde también se ubicua la nueva biblioteca. En estas imágenes se recoge la maquinaria más moderna de la época, de la que todavía Altadis conserva excepcionales ejemplares y que serán cedidas a la universidad. También se puede contemplar el trabajo de las cigarreras que por entonces trabajaban en la Fábrica de Tabacos.

En cuanto al depósito del fondo antiguo, archivo histórico y donaciones, Pedro García ha dado cuenta de las medidas de seguridad que protegen el lugar, con un sistema de extinción de incendios por agua nebulizada, de tal manera que si se produce algún conato de incendio --no hay elementos en el interior que puedan provocarlo-- se activa una nube húmeda para un sofoco rápido sin dañar los fondos antes de la intervención.

Se trata de una instalación muy "precisa", con estándares "por encima" de los acostumbrados en edificios normales de la universidad, cuyas bibliotecas --en las que trabaja una plantilla de 240 personas, con más de dos millones de ejemplares, 500.000 de los cuales están ya digitalizados-- abarcan asuntos más específicos que los contemplados en la Biblioteca Central, con fondos que abarcan generalidades temáticas.

"LA UNIVERSIDAD DEBE BUSCAR ALIADOS SEGUROS Y FIABLES"

"Hoy es un día de fiesta", resumía el rector en su intervención, pidiendo un homenaje de la ciudad, del que la US "ya ha dado el primer paso", hacia la figura de Antonio Machado y Núñez, abuelo de los poetas Antonio y Manuel Machado, "el primer darwinista en España y el primero en preocuparse por el lince ibérico", según ha recordado Espadas.

Posteriormente, Castro, a preguntas de los periodistas, ha recordado que el coste de la biblioteca está en torno a los seis millones de euros, mientras que el resto de la subvención que se otorgó en su día a la Hispalense, once millones, se invirtió en la construcción y posterior derribo de la fallida biblioteca del Prado según proyecto de la arquitecta Zaha Hadid.

"Estos seis millones vienen de la subvención que nos dieron para construir una maravillosa biblioteca, y eso es lo que ha hecho la US, cumpliendo con sus objetivos estratégicos", ha agregado el rector, que se manifiesta a la espera de la resolución judicial en cuanto al recurso contra la decisión administrativa de solicitarse a la Hispalense el reintegro del montante subvencionado.

Sobre este aspecto, Castro también ha señalado que ha aprendido como "lección" que la universidad "debe buscar aliados seguros y fiables". "Las instituciones y administraciones se deben al bien común, y ayudar a la universidad es ayudar al bien común", ha manifestado.

Mientras que Ramírez de Arellano ha felicitado a la US por el "éxito" que supone la inauguración de un recinto como éste, "que forma parte de un proyecto académico de enorme calado", el alcalde de Sevilla ha dicho que la biblioteca es ya una realidad "después de avatares enormemente desagradables e injustos". "En eso vamos a seguir estando", ha aseverado, exponiendo su apuesta por un mayor número de bibliotecas y salas de estudio, en coordinación con las instalaciones universitarias.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies