Los hosteleros creen "ilegal" la reducción de veladores y avisan de 63 empleos menos y hasta "cierres"

Los hosteleros se alzan contra la reducción de veladores.
EUROPA PRESS
Publicado 09/03/2017 12:44:34CET

Llaman al Ayuntamiento a entablar "una negociación franca" y avisan de que están dispuestos a "llegar al contencioso"

SEVILLA, 9 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Empresarios de Hostelería de Sevilla ha tachado este jueves de "excesiva y lesiva" la reducción de veladores aprobada ya de modo definitivo por la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento hispalense, para la plaza de la Campana, la calle San Fernando y la avenida de la Constitución. Los empresarios calculan que estas medidas implicarán la pérdida de 63 empleos directos e incluso el "cierre" de negocios, y están dispuestos a "llegar al contencioso", al entender "ilegal" lo aprobado.

El presidente de la Asociación de Empresarios de Hostelería de Sevilla y Provincia, Pablo Arenas, ha celebrado este jueves una rueda de prensa flanqueado por el responsable de la comisión de turismo de la Confederación de Empresarios y la Cámara de Comercio, Manuel Otero, o el presidente de los comerciantes del centro de Sevilla, Tomás González, entre otros, contando además en el acto con el respaldo de diferentes empresarios proveedores del sector hostelero.

El motivo de la rueda de prensa no era otro que la reciente aprobación definitiva de la reordenación promovida por la Gerencia de Urbanismo, sobre las terrazas de veladores autorizadas en la plaza de la Campana, la calle San Fernando y la avenida de la Constitución. La reordenación aprobada ya de modo definitivo, como es sabido, implica la supresión de todos los veladores en el caso de la plaza de la Campana, una reducción del 80 por ciento en la calle San Fernando y un recorte del 60 por ciento en la avenida de la Constitución.

La Gerencia de Urbanismo, para ello, esgrime motivos de movilidad y de estética, avisando de que en el anterior mandato, con el PP al frente del Ayuntamiento, había crecido "un 50 por ciento" el número de veladores autorizados en estos espacios, toda vez que "el 95 por ciento" de los 31 negocios hosteleros de estas tres zonas concretas habría protagonizado diferentes y repetidas infracciones relacionadas con los veladores. Uno de ellos, de hecho, no contaría con autorización para instalar veladores.

La medida, en cualquier caso, supone según el Gobierno local socialista la "recuperación" de unos 676 metros cuadrados para el tránsito de peatones. "Hay sitios por lo que no se puede ni caminar", avisaba el concejal de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz (PSOE), toda vez que el Gobierno local socialista defiende que estas medidas derivan de la "proliferación indiscriminada" de los veladores durante los últimos años, a cuenta de las autorizaciones concedidas durante el anterior mandato del PP.

Frente a la aprobación definitiva de esta medida, Pablo Arenas, arropado por los empresarios del sector y los proveedores de los mismos, ha advertido de que la supresión de veladores en la plaza de la Campana y la notable reducción de los mismos en la calle San Fernando y la avenida de la Constitución ha sido una "imposición" que ha carecido de verdadera "negociación o diálogo". "Es una política de hechos consumados", ha criticado, rechazando "el fondo y las formas" de las decisiones adoptadas.

Pablo Arenas, además, ha expuesto que según los datos con los que cuenta la Asociación de Empresarios de Hostelería, en 2015 funcionaban en Sevilla capital un total de 13.960 veladores autorizados, pues él mismo reconoce que hay "terrazas ilegales", y tales veladores autorizados generarían 4.419 empleos "directos", pues los cálculos de la patronal apuntan a que en general, y de media, cada negocio hostelero necesitaría unos tres empleados dedicados a la atención de unos nueve veladores.

Además, Arenas ha expuesto que en Sevilla "sólo el 31 por ciento" de los negocios hosteleros cuenta con veladores autorizados y en la ciudad hay autorizados "un velador por cada 54" habitantes, mientras Barcelona contaría con un velador por cada 34 habitantes, Zaragoza con un velador autorizado por cada 23 habitantes y Valencia también contaría con un promedio así. Al respecto, ha señalado que ciudades como las citadas y otras tantas cuentan con mayor promedio de veladores que Sevilla. Igualmente, ha señalado que las arcas municipales ingresan anualmente más de un millón de euros a través de las tasas asociadas a los veladores, al ser instalados los mismos sobre suelo de dominio público.

"CONSECUENCIAS INMEDIATAS"

En cualquier caso, Pablo Arenas ha avisado de que la supresión de veladores en la plaza de la Campana y la reducción de los mismos en la calle San Fernando y la avenida de la Constitución es una medida "excesiva y lesiva", con "consecuencias inmediatas" en la economía. Al respecto, y bajo la premisa de que cada negocio necesitaría unos tres empleados para atender unos nueve veladores, según los cálculos de la patronal, ha expuesto que las medidas adoptadas suponen la "desaparición" de 189 veladores en los tres citados espacio, y en consecuencia la extinción de "63" puestos de trabajo. No obstante, ha reconocido que las terrazas de algunos negocios funcionan mediante autoservicio, toda vez que el Consistorio sostiene que de los seis establecimientos de la plaza de la Campana, sólo uno cuenta con camareros para su veladores.

Del mismo modo, Arenas ha asegurado que las terrazas de veladores constituyen entre "el 40 por ciento y el 70 por ciento" de los ingresos de estos negocios, --que en los últimos años habrían acometido una ampliación de su número de veladores--. "Su viabilidad corre serio peligro. Muchos de ellos estarán abocados al cierre", ha enfatizado.

El presidente de la patronal hostelera, además, avisa de posible "ilegalidad" de acometer directamente las medidas aprobadas, como quiere el Gobierno local, pues las licencias relativas a los veladores de estos espacios fueron "renovadas" hasta que finalice este año, toda vez que el Ayuntamiento defiende que se trata de autorizaciones en precario susceptibles de modificación.

LA VÍA JUDICIAL

"Las licencias están en vigor porque fueron renovadas. Nos defenderemos en la vía administrativa y en su caso en la judicial. Si tenemos que llegar a un contencioso, lo haremos, porque entendemos que esto es ilegal", ha dicho Pablo Arenas, quien no obstante ha reclamado al Gobierno municipal del PSOE que "abandone posiciones intransigentes y de dudosa ilegalidad" y acceda a "negociar de manera franca" el asunto, porque dirimir el conflicto en los tribunales "no le viene bien a la ciudad". "No queremos tener que llegar al contencioso", ha asegurado.

Además, ha defendido que los incumplimientos a los que frecuentemente alude el Gobierno municipal no corresponden al sector hostelero en su conjunto. "Quienes incumplen tienen nombres y apellidos. Son siempre los mismos y son reincidentes", ha asegurado reclamando a las autoridades que no hagan "tabla rasa", que apliquen "el régimen sancionador" como tal y no sólo "multas coercitivas" y que actúen contra "las terrazas ilegales" a cuenta de la competencia desleal que suponen.

Así, reconociendo que en algunos lugares de Sevilla es posible una reordenación del número de veladores y el espacio dedicado a los mismos, pero insistiendo en que las medidas son "excesivas", Pablo Arenas ha defendido que los empresarios están "dispuestos a la autoregulación", pero "en base a una negociación" con las autoridades y no por "imposición".

Rafael Catalá

Rafael Catalá

Ministro de Justicia

28/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies