El obispo ha enviado ya su carta de renuncia a su cargo al Vaticano tras cumplir los 75 años

Actualizado 25/01/2006 12:13:01 CET

HUELVA, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

El obispo de Huelva, Ignacio Noguer, ha asegurado haber enviado ya su carta de renuncia al cargo al Nuncio Papal, que le comunicará la noticia al Papa Benedicto XVI, hecho que se produce después de que Noguer cumpliese el pasado 13 de enero la edad establecida para la renuncia de 75 años.

Fuentes del Obispado de Huelva confirmaron este hecho que anunció Noguer ayer en el acto por el que bendijo el nuevo retablo del Cristo de la Sangre de la Capilla Universitaria, hecho que se esperaba desde la fecha de su cumpleaños, pero que no se había hecho público al tratarse de una "acción muy personal del obispo de Huelva".

Las mismas fuentes señalaron que, una vez que el Papa conozca la renuncia del obispo de Huelva, tendrá que valorar su estado, "tanto de salud como de ánimo", para decidir si continúa o no al frente de la Diócesis de Huelva y añadieron que "es probable que, si el Papa cree que el obispo de Huelva debe dejar su cargo, continúe hasta que sea sustituido".

De la misma forma, apuntaron sobre el plazo de respuesta del Vaticano que es "impredecible" y recordaron que, en el caso del arzobispo de Barcelona, Ricard María Carles, "tardaron casi dos años en cambiar la diócesis, por lo que no sabemos si en Huelva, dependiendo del estado de salud del obispo se adelantará la renovación o se mantendrá a Noguer en su cargo durante un tiempo".

Cabe recordar que el obispo de Huelva ha pasado recientemente por una enfermedad en la espalda, que le ha llevado a estar ingresado hospitalariamente en el tercer trimestre de 2005, aunque Noguer "ya está saliendo a presidir actos religiosos".

Ignacio Noguer Carmona nació en Sevilla el día 13 de enero de 1931 y fue ordenado sacerdote el 17 de junio de 1956. El mismo año, en septiembre, marcha al Seminario Menor como superior y así permanece durante los cinco siguientes cursos.

En el año 1961 es nombrado Director en el nuevo Seminario Menor en Pilas, donde permanece hasta cinco años después que se le encarga el Rectorado del Seminario Mayor de Sevilla. En el año 1971 pasa a ocupar la Vicaría Episcopal del Clero de reciente creación.

En septiembre de 1976 es nombrado obispo de Guadix-Baza, diócesis de la que toma posesión y es ordenado el día 17 de octubre de ese mismo año. Fue nombrado Obispo Coadjutor de Huelva el 12 de noviembre de 1990 y tomó posesión el día 16 de noviembre de 1990.

Ha pertenecido en dos periodos distintos a la Comisión Episcopal de Seminarios y Universidades. Ha sido Presidente de la Comisión Episcopal de Migración, y miembro de la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Española. Es miembro de la Comisión Episcopal de Migración.

Es delegado de los Obispos del Sur para los asuntos concernientes a los Seminarios de las Provincias Eclesiásticas de Granada y Sevilla.