Fiscalía rechaza la responsabilidad subsidiaria del Estado en el caso del guardia de Santa Olalla

Actualizado 01/02/2006 13:59:26 CET

HUELVA, 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía de Huelva ha rechazado la petición de la acusación particular en el caso del guardia civil que mató a una mujer en Santa Olalla (Huelva) que solicitaba la responsabilidad civil subsidiaria del Estado, para lo que pedía que la causa fuera devuelta al Juzgado de Aracena.

Fuentes de la Fiscalía de Huelva informaron a Europa Press de que la acusación particular contra el guardia civil retirado, Z.G.G. de 63 años, había solicitado a la Fiscalía y a la Audiencia de Huelva la devolución de la causa desde ésta al Juzgado de Aracena, de forma que no se dé por concluido el sumario del caso para citar al Estado como responsable civil subsidiario.

No obstante, la Fiscalía de Huelva ya ha rechazado esta posibilidad por entender que "las circunstancias del caso no aceptan esta responsabilidad civil, con independencia de que sí se pueda proceder a una responsabilidad patrimonial del Estado", aunque aún resta el pronunciamiento de la Audiencia sobre la posibilidad planteada por la acusación particular.

Según las mismas fuentes, la Audiencia puede devolver el caso a Aracena para que este juzgado tramite la petición de la acusación o, por otra parte, rechazar esta petición y dar traslado para la calificación del caso, toda vez que la instrucción del caso se dio por concluida el pasado mes de noviembre, momento en que el sumario pasó desde Aracena a la Audiencia de Huelva.

El abogado del acusado, Luis Romero, explicó a Europa Press que la admisión de esta petición se podría haber hecho durante la instrucción del caso y, en el supuesto de que la Audiencia la acepte y lo devuelva a Aracena, supondrá "un nuevo retraso en el procedimiento, mientras que el acusado cumplirá en abril dos meses en prisión".

Los hechos se remontan al 23 de abril de 2004, cuando el guardia civil en reserva desde 1994 Z.G.G. entró en un bar de Santa Olalla y, sin mediar palabra, disparó a una mujer con su pistola particular y, posteriormente, siguió disparando e hirió en el pómulo y en el brazo a la propietaria del local y concuñada de la primera víctima, F.T.R., de 46 años. Después hirió de gravedad a C.R.G., un hombre de 52 años que tuvo que ser trasladado al hospital Virgen del Rocío de Sevilla.

La instrucción del caso se dio por cerrada el pasado mes de noviembre con la entrega del informe sanitario realizado por el médico forense a las dos personas que resultaron heridas durante el suceso, la propietaria del bar, F.T.R., y de C.R.G..

Este informe ha sido remitido a la Audiencia Provincial, que se hace cargo del caso, con el sumario cerrado sin admitir nuevas pruebas psicológicas y psiquiátricas del acusado, tras considerar "suficientes" los cinco a los que ya ha sido sometido el acusado.

Rafael Catalá

Rafael Catalá

Ministro de Justicia

28/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies