El informe de Icomos detecta también "potenciales impactos negativos" en las previsiones del PGOU

Obras De La Torre Pelli
EUROPA PRESS
Actualizado 25/01/2012 17:37:24 CET

SEVILLA, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

El informe redactado tras la misión desplegada en Sevilla el pasado mes de noviembre por encargo de la Organización de las Naciones Unidas para la Ciencia, la Educación y la Cultura (Unesco), que en junio debatirá tal documento en la XXXVI sesión de su Comité de Patrimonio Mundial, avisa entre otros muchos aspectos, de que el vigente Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de 2006 "proporciona gran libertad para futuras intervenciones en áreas cercanas" a los monumentos hispalenses declarados Patrimonio de la Humanidad, toda vez que "algunas de esas intervenciones pueden implicar potenciales impactos negativos" en el patrimonio mundial catalogado en la capital andaluza.

El informe en cuestión, recogido por Europa Press, está firmado por Elvira Petroncelli, perteneciente a la Universidad Federico II de Nápoles (Italia), y por José Aguiar, de la Universidad de Lisboa (Portugal). Ambos protagonizaron entre el 7 y el 9 de noviembre de 2011 una visita a Sevilla al objeto de recabar información para el expediente que la Unesco tramita acerca de los efectos del proyecto promovido para levantar en la isla de la Cartuja una torre de 178 metros de altura, sobre los monumentos de la ciudad declarados Patrimonio de la Humanidad: la Catedral, el Real Alcázar y el Archivo de Indias.

LA POLÉMICA DE LA TORRE

El proyecto, promovido por una sociedad participada mayoritariamente por Cajasol-Banca Cívica, ha generado un intenso debate en la ciudad de Sevilla, toda vez que el enclave en el que ya se desarrollan los trabajos, en el sector sur de la isla de la Cartuja y a un ritmo de un nivel por semana, dista aproximadamente 500 metros del borde del Conjunto Histórico Artístico de Sevilla y unos 1.500 metros del triángulo formado por La Catedral, los Reales Alcázares y el Archivo de Indias. La XXXVI sesión del Comité de Patrimonio Mundial de la Unesco, de cualquier modo, abordará nuevamente la relación entre esta iniciativa y la declaración de Patrimonio de la Humanidad de la que gozan la Catedral, el Real Alcázar y el Archivo de Indias.

El mencionado informe de ambos miembros del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos por sus siglas en inglés) alerta del "impacto visual altamente negativo" de la torre en cuestión sobre el entorno de los monumentos declarados Patrimonio Mundial, pero además profundiza en los términos y previsiones del vigente Plan General de Ordenación Urbana de Sevilla, aprobado definitivamente en 2006.

MÁS "POTENCIALES IMPACTOS NEGATIVOS"

Y es que según un extracto del documento, recogido por Europa Press, "el actual Plan General de Sevilla es bastante diferente del que existía cuando el complejo monumental de Sevilla fue inscrito en la Lista del Patrimonio Mundial". "El vigente plan proporciona una gran libertad para futuras intervenciones, en volumen y prominencia, en áreas cercanas a los tres monumentos. Los miembros de la misión creen que algunas de esas intervenciones pueden implicar potenciales impactos negativos", señala este documento.

Aguiar y Petroncelli, en ese sentido, advierten de que el PGOU de 2006 "cambia el marco de relaciones urbanas con el complejo monumental" protegido, toda vez que dicho instrumento de planeamiento y ordenación urbana "no fue comunicado a la Unesco".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies