Inspección aumentará en 2010 las actuaciones contra la economía irregular en Andalucía en un 43% y el control de los ERE

 

Inspección aumentará en 2010 las actuaciones contra la economía irregular en Andalucía en un 43% y el control de los ERE

Actualizado 25/11/2009 16:44:35 CET

SEVILLA, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Inspección de Trabajo y Seguridad Social incrementará el próximo año en un 43 por ciento las actuaciones contra la afloración de la economía irregular en Andalucía, hasta las 30.000 actuaciones, y dedicará mayor atención, de carácter "preferente", a vigilar y reforzar el control de los expedientes de regulación de empleo que se presenten en la Comunidad.

El Plan de Inspección de Trabajo y Seguridad Social de Andalucía 2010 dedicará casi el 50 por ciento de sus actuaciones a hacer aflorar la economía sumergida derivada de la crisis económica, según se apuntó en la Comisión Territorial de la Inspección de Trabajo, presidida por el consejero de Empleo, Antonio Fernández, y el director general de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, Raimundo Aragón.

El consejero destacó el cumplimiento registrado en este ejercicio 2009, de forma que a noviembre se han ejecutado más del 96 por ciento de actuaciones previstas, lo cual significa "objetivo cumplido". En ese sentido, precisó que en lo que va de año, la Inspección propició la transformación en indefinidos de 9.734 contratos temporales o en fraude de ley, tras la revisión de 48.000 contratos, mientras que se han inducido 8.398 altas en la Seguridad Social.

Además, en materia de prevención se planificaron 15.904 y en lo que va de año se llevan efectuadas 15.311 actuaciones, se levantaron 2.400 actas y se ordenaron 96 paralizaciones de trabajo por infracción de norma.

En dicha comisión se aprobó la programación y los objetivos para el próximo año de la Inspección de Trabajo de Andalucía, adscrita al Ministerio de Trabajo y coordinada por la Consejería de Empleo. En se sentido, el consejero precisó que aunque se mantendrán los bloques tradicionales de actuación, se incidirá especialmente en combatir la economía irregular, puesto que la crisis económica "provoca la tentación de cometer un 'pecado de sociedad' que supone trabajar en economía irregular, lo que daña a uno mismo, se daña a la sociedad, se defrauda a Hacienda y se adelgaza el poder de lo colectivo".

De esta forma, se incrementarán en un 43 por ciento las actuaciones contra la economía irregular, pasando de las 21.000 de 2009 a 30.000 previstas para el plan de actuación de 2010.

El consejero precisó que "si se pudiera extrapolar todos los sectores en función de las altas formuladas por la Inspección, la exigencia de economía irregular no llegaría ni al 20 por ciento del total de la economía, aunque ese porcentaje es alto, porque cualquier persona al margen de la economía normal y en tiempos de crisis contribuye a aumentar los efectos negativos de la crisis".

Asimismo, explicó que se prestará "atención preferente" al desarrollo de los ERE que se presenten en la Comunidad, aunque el consejero recordó que Andalucía "no es la comunidad con más expedientes, pues es la sexta por número de ERE y la octava por número de trabajadores afectados". En ese sentido, resaltó el "trabajo fundamental" de la Inspección efectuado en 2009 para "reorientar muchos de estos expedientes".

Por su parte, Raimundo Aragón precisó que para 2010 están previstas la realización de 100.000 órdenes de servicio en la Comunidad, de las que un 65 por ciento serán actuaciones planificadas y el 35 por ciento restante se consideran acciones 'robadas', llevadas a cabo a raíz de una denuncia o informes que solicitan las autoridades judiciales.

Aragón destacó el aumento de la coordinación con la Tesorería de la Seguridad Social o con la Agencia Tributaria o incluso con las comunidades para intercambiar datos y compartir bases de datos para perseguir la economía irregular, de forma que se aumentara el carácter "preventivo, sancionador, punitivo y curativo" de la Inspección frente al fraude y el trabajo no declarado, prestando especial atención a las denuncias por impagos de salarios o cierres no autorizados de empresas.

EL PLAN DE INSPECCIÓN

El Plan de Inspección 2010 contempla un total de 65.701 actuaciones programadas, divididas en cuatro bloques, esto es, prevención de riesgos, empleo y relaciones laborales, seguridad social y economía irregular.

El plan realiza este año el mayor esfuerzo cuantitativo en el eje de la economía irregular, con una previsión de 30.904 acciones, lo que supone el 47,04 por ciento del total de la actividad planificada. Las actuaciones están distribuidas por sectores económicos destacados en cada provincia, como la agricultura, la industria, la construcción, el comercio, la hostelería, el transporte o los servicios, entre otros.

En el eje de prevención, donde Aragón aseguró que "no se bajará la guardia", se han programado 15.471 actuaciones y donde apuntó que el descenso de la siniestralidad en la construcción, el plan redistribuye la carga de trabajo de la Inspección, con 7.290 acciones en este sector (frente a las 10.254 de este año), y donde descenderán las acciones en obras de edificación, aunque no bajará en obra pública. Estas actuaciones incluyen las 500 actuaciones previstas para controlar los cumplimientos de condiciones laborales en las obras de los planes Proteja y Memta.

El bloque referente a empleo y relaciones laborales tiene planificadas 5.505 acciones, 2.990 de ellas para el control del fraude en la contratación. En respuesta al aumento de los ERE, este apartado ha planificado hasta 895 acciones de control. Asimismo, al triplicarse las reclamaciones y denuncias en materia de relaciones laborales, se han previsto un incremento del 365 por ciento de las actuaciones no planificadas en este bloque, hasta 7.292 acciones.

Como cuarto eje, en materia de Seguridad Social, la Inspección contempla al menos 13.751 actuaciones, donde predomina la lucha contra el fraude en la cotización; la persecución de las prestaciones indebidamente percibidas; la detección de las deudas empresariales; el control de las bonificaciones y de las derivaciones de responsabilidad, entre otros.

La Inspección de Trabajo cuenta en Andalucía con 137 inspectores y 161 subinspectores, de forma que, según Raimundo Aragón, este año se incrementaron en un siete por ciento el número de efectivos en la Comunidad, con siete inspectores más y 11 subinspectores más. A estos recursos se suman los técnicos de los Centros de Prevención de Riesgos Laborales de la Junta habilitados para colaborar en las tareas de vigilancia y seguimiento de la normativa de prevención.

En ese sentido, la Comisión dio luz verde también a la planificación 2010 de los técnicos de la Junta habilitados para tareas de inspección, que prevén realizar hasta 6.000 visitas a empresas para comprobar el cumplimiento de las normas de prevención.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies