El Instituto San Telmo clausura la XXVIII Promoción del Executive MBA con el consejero delegado de Nestlé Nespresso

Clausura de la XXVIII Promoción del Executive MBA del Instituto San Telmo
EUROPA PRESS/INSTITUTO INTERNACIONAL SAN TELMO
Actualizado 27/06/2014 22:17:37 CET

SEVILLA, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

El consejero delegado mundial de Nestlé Nespresso S.A., Jean Marc Duvoisin, ha sido el encargado de impartir la lección magistral en la clausura de la XXVIII Promoción del Executive MBA del Instituto Internacional San Telmo.

Según ha informado en un comunicado el Instituto, con una experiencia media de siete años y una media de edad de 32, los participantes que han finalizado con éxito el Programa Máster en Economía y Dirección de Empresas, E-MBA, del Instituto Internacional San Telmo, celebran durante este viernes la clausura de esta XXVIII Promoción del Programa.

La lección magistral del acto, que ha tenido lugar a las 20,30 en las instalaciones del Instituto Internacional San Telmo en Sevilla, ha estado a cargo de Jean Marc Duvoisin.

Además, han participado en esta clausura el presidente de la Fundación San Telmo, Eustasio Cobreros Vime, el director general del Instituto Internacional San Telmo, Antonio García de Castro, el director ejecutivo de la XXVIII promoción del programa, Joaquín Aguirre Berruezo, y el presidente de la promoción, Ildefonso Guzmán Rodríguez.

CINCO PUNTOS PARA TRIUNFAR PROFESIONALMENTE

El consejero delegado de Nestlé Nespresso S.A., Jean Marc Duvoisin, ha comenzado su intervención hablando de los tres pilares básicos que considera debe tener la vida. Para Duvoisin, el primer pilar es el que corresponde a uno mismo y a su vida personal. El segundo, el que abarca la familia, amigos, seres queridos y vida social. Finalmente, el tercer pilar que enumera fue el que incumbe a la empresa y a la vida profesional.

En referencia a este último pilar, el consejero delegado de Nespresso, ha compartido con los asistentes cinco puntos que se deben tener en cuenta para poder triunfar profesionalmente. Conocerse bien a uno mismo y a su entorno fue el primer punto. "Debéis ser conscientes de vuestras debilidades, fortalezas y motivaciones", ha afirmado.

Además, ha asegurado que el individualismo no proporciona ningún logro. "El equipo es lo más importante en el mundo de los negocios. No se logra nada solo", ha reiterado.

"Tener valentía y sabiduría para asumir riesgos" es el segundo punto, basado en la idea de que asumir riesgos se debía tomar como algo positivo y como posibilidad de crecimiento profesional. "Debéis perder el miedo al fracaso y considerarlo como parte del aprendizaje y experiencia personal", ha indicado.

Como tercer punto ha apuntado tener siempre visión a largo plazo porque "asegura estar tomando las decisiones correctas para llegar a los objetivos fijados". En este punto, ha añadido que se debía determinar previamente la meta, el objetivo y el camino al que nos llevarán porque "construir nuestra carrera, significa también construir nuestra vida".

Como todo directivo de éxito, ha añadido como cuarto punto, pensar y actuar en función de los valores de cada uno. "Hay que tenerlos claros y vivir por ellos, aportar a otros, pensar en lo que queremos dejar, creando finalmente, un impacto positivo", ha explicado.

Como último punto de este listado, el consejero delegado ha afirmado que se debe disfrutar del presente, porque sin ello todos los puntos anteriores carecerían de sentido. Por ello, ha aconsejado en esta línea "no pensar demasiado en cosas del pasado ni vivir permanentemente en el futuro".

Finalmente se ha dirigido a los recién graduados a los que ha manifestado, en relación a su paso por este programa, que los dieciocho meses del E-MBA les han ayudado a conocerse mejor, a fijar sus objetivos y a validar sus valores. "Aprovechad esto para alcanzar el éxito", ha expresado.

De 18 meses de duración, el Programa Máster del Instituto Internacional San Telmo está orientado a desarrollar las capacidades directivas de un selecto número de profesionales con experiencia. De esta forma, el objetivo del programa es que estos participantes mejoren en la realización de las tareas directivas que tienen encomendadas, y se preparen para ocupar puestos de mayor responsabilidad en la dirección de empresas.

Además, el Programa Máster atiende a las distintas áreas de la empresa con un enfoque global desde la alta dirección. Esto permite que el participante alcance un amplio conocimiento práctico en cada una de estas áreas, comprendiendo y valorando las importantes interrelaciones existentes entre ellas.