El Instituto del Taxi de Sevilla aprueba especificar la retirada temporal o total de licencia en caso de condena firme

Publicado 16/07/2018 23:40:05CET

SEVILLA, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

El consejo de gobierno del Instituto del Taxi de Sevilla ha aprobado este lunes modificar la ordenanza reguladora de este sector, para aclarar y especificar en dicha normativa los casos de retirada temporal o definitiva de la licencia de taxi siempre que medie una sentencia firme, toda vez que los miembros de la cúpula de la asociación Solidaridad Hispalense del Taxi figuran como investigados en la causa judicial por presuntas coacciones y amenazas en la parada de taxis del aeropuerto y hay no pocos taxistas más investigados por los supuestos ataques a vehículos de transporte concertado (VTC).

La modificación de la ordenanza, según informa el Ayuntamiento hispalense, ha sido aprobada por unanimidad de los grupos políticos presentes en la votación (forman parte del órgano PSOE, PP, Cs, Participa e IU) y previa consulta con las asociaciones mayoritarias del sector, Unión Sevillana del Taxi y Solidaridad Hispalense, que finalmente han votado en contra.

La propuesta, según el Consistorio, "viene a aclarar y especificar" los supuestos en los que, de acuerdo con la normativa, la autoridad municipal pude retirar temporal o definitivamente una licencia de taxi siempre que el taxista en cuestión resulte condenado por una sentencia firme.

Hasta ahora, la ordenanza establecía que estas medidas se podían aplicar en casos de condenas por delitos dolosos, definición que ya no está presente en el Código Penal. De ahí que se haya optado por actualizar la ordenanza y clarificarla especificando los distintos supuestos.

Así, de aprobarse definitivamente esta modificación de la ordenanza en el pleno, se podrá retirar la licencia de uno a tres meses a un taxista que fuese condenado por un delito leve vinculado al ejercicio de la actividad, toda vez que la retirada podrá alcanzar los cinco años si la condena incluye los delitos catalogados como "menos graves" y, finalmente, los delitos graves supondrán la revocación definitiva de la licencia.

A tal efecto, recordemos que las diligencias del Juzgado de Instrucción número ocho sobre supuestas coacciones y amenazas en la parada de taxis del aeropuerto para acaparar la misma y por los presuntos ataques a los VTC que trabajan para empresas como Cabify parten de unas pesquisas policiales, que han llegado a tener como investigados a 32 taxistas.

Recientemente, en ese sentido, el concejal de Seguridad y Movilidad, Juan Carlos Cabrera, defendía que el Ayuntamiento no puede "actuar" contra estos taxistas, entre los que figuran los responsables de la asociación Solidaridad Hispalense del Taxi, con representación en el propio Consejo Municipal del Taxi, ni revocarles las licencias, hasta que no medie una sentencia condenatoria firme.

Asimismo, en la ordenanza se han introducido otras medidas consensuadas con el sector relacionadas, entre otras cuestiones, con la posibilidad de que cuando un vehículo se dirija a su domicilio o se encuentre en un periodo de descanso podrá circular con la luz verde apagada siempre que esté justificado.

El Consejo del Taxi ha aprobado además un nuevo calendario que permitirá la presencia de más vehículos de servicio durante todo el año, según el Ayuntamiento, toda vez que dicho calendario ya ha sido objeto de diversas modificaciones.

Hasta 2017, el calendario dividía la flota en cuatro letras de las cuales al menos una siempre descansaba (salvo en supuestos excepcionales como Feria o Semana Santa). En 2018 se incorporó un sistema mixto de cuatro letras durante algunos meses y seis en otros que permitió más taxis, pero que tenía una gran complejidad. Para 2019 se plantea una división de la flota en cinco letras con una descanso mínima (salvo en supuestos excepcionales). Esta medida elevaría el porcentaje de taxis mínimo autorizados para circular de un 75 por ciento de la flota a un 80 por ciento de la flota.