Interceptados en el aeropuerto de Sevilla dos ciudadanos chinos con pasaportes falsos

Publicado 30/12/2016 17:50:03CET

SEVILLA, 30 Dic. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Nacional han detenido en el aeropuerto de Sevilla a dos ciudadanos chinos que pretendían salir de España con pasaportes coreanos falsificados. Estas dos personas, a las que se les imputan dos delitos de falsificación de documento público oficial, habían conseguido burlar los controles de varios aeropuertos internacionales hasta que finalmente fueron interceptados en Sevilla.

Según informa la Policía en una nota de prensa, los documentos habían sido sustraídos en Corea del Sur para, posteriormente, manipular su contenido biográfico y otras medidas de seguridad impresas en el documento que fue lo que los agentes detectaron durante el control de embarque.

Los hechos sucedieron el pasado día 26 de diciembre cuando dos personas con pasaporte coreano se disponían a pasar el control de pasajeros que se encuentra habilitado en el embarque a los vuelos internacionales del aeropuerto de Sevilla.

Cuando los dos ciudadanos presentaron los billetes de avión con destino a Londres junto con sus respectivos pasaportes en el control de acceso al embarque, los agentes de la Policía Nacional encargados de inspeccionar la documentación de viaje detectaron que ambos pasaportes presentaban algunas irregularidades "que les hicieron sospechar que estos fueran falsificados".

Y es que, pese a que ambos documentos ya habían pasado varios controles de otros aeropuertos internacionales sin que se detectara alteración alguna en los mismos; y a que el soporte de esos pasaportes era original, "había signos casi imperceptibles de que los mismos habían sido manipulados".

Los agentes observaron cómo el cosido de las hojas de ambos pasaportes difería en algunos tramos de los documentos de viaje originales de Corea del Sur; asimismo, la tipografía empleada en algunas hojas también parecía ser distinta, por lo que ante las dudas generadas, "aplicaron a los documentos controles más exhaustivos para verificar si se trataba de documentos falsos".

Estas pruebas de autenticidad consistieron en aplicar luz ultravioleta al documento que permitió comprobar a los agentes que algunas hojas del documento en las que aparecen los datos biográficos de la persona, así como el holograma de seguridad del mismo documento habían sido modificados.

PASAPORTES SUSTRAÍDOS EN COREA DEL SUR

Así las cosas, los agentes, tras observar que se trataba de documentos originales que habían sido modificados, realizaron gestiones tendentes a averiguar la procedencia de estos documentos y la identidad de las dos personas que habían presentado los pasaportes en el control.

Respecto a los documentos, los policías descubrieron que ambos habían sido sustraídos en Corea del Sur en 2014; y que las dos personas que hacían uso de esos pasaportes eran de nacionalidad china y no coreana, por lo que procedieron a la detención de ambos como autores de un delito de falsificación de documento público oficial y por estancia irregular.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies