Interventor dice que el pliego de Mercasevilla era "mejorable" y que la "base" la hizo Bustamante

Actualizado 20/10/2010 20:34:02 CET

Asevera que Torrijos conocía los acuerdos del Consejo de Administración del merca y que apostaba por evitar la especulación

SEVILLA, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

El interventor del Ayuntamiento de Sevilla, José Miguel Braojos Corral, ha asegurado este miércoles que la técnico de Urbanismo María Victoria Bustamante elaboró la "base" del pliego de condiciones para la venta de los suelos de la sociedad mixta Mercasevilla, participada por el Ayuntamiento hispalense y Mercasa, previo encargo de Domingo Enrique Castaño, ex responsable del Área de Vía Pública del Ayuntamiento sevillano y ex asesor del Grupo Municipal Socialista, al tiempo que ha señalado que el pliego "era legal, aunque mejorable".

Braojos ha prestado declaración como testigo durante cerca de cinco horas ante la juez de Instrucción número 6 de Sevilla, Mercedes Alaya Rodríguez, todo ello tras el requerimiento realizado al respecto por la representación jurídica de Bustamante, pues Braojos ocupaba el cargo de interventor en el momento de la elaboración del pliego de condiciones y de la adjudicación a Sanma de un derecho de opción de compra sobre los terrenos de Mercasevilla, mientras que también era miembros del consejo de administración del merca.

Durante su declaración, a la que ha tenido acceso Europa Press, el interventor municipal ha tachado de "totalmente incierto" que colaborara en la elaboración del pliego de condiciones, pues fue Bustamente, imputada en esta causa, la que lo hizo "a través de los pliegos de condiciones de la propia Gerencia Municipal de Urbanismo con algunos aspectos concretos de otros pliegos de la Junta de Andalucía", añadiendo que, "aunque no lo leyó" en la Comisión Ejecutiva del 8 de noviembre donde se aprobó, "fue suficientemente asesorado por la exposición que hizo Fernando Mellet y el técnico que interviniera".

Preguntado sobre si, una vez conocido el pliego, pondría algún reparo técnico a su contenido, ha asegurado que "técnicamente es mejorable, pero legal", por lo que "votaría a favor del mismo", tras lo que se ha referido al hecho de que se optara por un concurso público y no por la subasta, señalando que, aunque desconoce quien fue la persona que impulsó la fórmula escogida finalmente, ésta fue decidida "directamente" y sin la existencia de debate, al menos en las reuniones a las que él asistió.

"UN FIN SUPERIOR"

Al hilo de ello, la juez le ha cuestionado sobre si "considera lógico desde un punto de vista jurídico y económico que en el pliego se le da bastante menor valor a la oferta económica frente al resto de las propuestas", y a este respecto ha contestado que "si nos atenemos al punto de vista económico exclusivamente, podría resultar claro que lo importante era obtener el máximo dinero posible, pero sin embargo en las reuniones del Consejo de Administración se puso de manifiesto que, por encima de la oferta económica, había un fin superior que era evitar la especulación, y que esto lo manifestó Antonio Rodrigo Torrejos".

Tras indicar que Torrijos conocía todo lo que ocurría en el seno del Consejo de Administración del merca, Braojos ha dicho que "no ve ningún problema legal" a la existencia de la cláusula de limitación al alza, punto en el que la juez Mercedes Alaya le ha preguntado si "considera que la intención" de incluir esta cláusula a última hora "era que pasara desapercibida para los ajenos a ella", a lo que ha respondido que lo desconoce, aunque ha admitido que las actas de las reuniones de Mercasevilla "dejan mucho que desear".

La juez también le ha cuestionado sobre si "notó en Mercasevilla o en el Ayuntamiento que la entidad preferida para la concesión del derecho de opción de compra podía ser Sanma", señalando Braojos que, en este sentido, "no notó nada", agregando además que "nunca recibió" en el asunto concreto del concurso "ninguna orden directa o indirecta para que actuara de una manera u otra".