Los inversores de Nueva Rumasa se siguen sumando al proceso penal contra los Ruiz-Mateos

 

Los inversores de Nueva Rumasa se siguen sumando al proceso penal contra los Ruiz-Mateos

José María Ruiz Mateos, Nueva Rumasa
EUROPA PRESS
Actualizado 17/10/2011 14:16:45 CET

MADRID, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los inversores en pagarés de Nueva Rumasa se siguen sumando como acusadores al proceso penal abierto por la Audiencia Nacional contra la familia Ruiz-Mateos por presunta estafa e insolvencia punible, según confirmó a Europa Press el despacho Iure Abogados, que se ha personado en el proceso como acusación particular.

El bufete representará a ocho clientes que invirtieron más de 800.000 euros en el grupo empresarial y suman así más de una decena de acusación particulares que representan a cerca de 250 inversores.

El fundador de Nueva Rumasa, José María Ruiz-Mateos, su mujer, Teresa Rivero, y sus seis hijos varones están citados a declarar como imputados ante el juez Pablo Ruz mañana y el miércoles para explicar su gestión al frente de Nueva Rumasa.

Según aseguró a Europa Press José María Ruiz-Mateos Rivero, la familia defenderá que "jamás ha habido ánimo de estafa ni intención de engaño", que las emisiones de pagarés se realizaron "bajo la legalidad" y que los fondos captados por esta vía se destinaron "100% a las empresas".

El pasado mes de junio, Ruz admitió a trámite la querella presentada por el despacho malagueño Martínez-Echevarría contra Nueva Rumasa. El juez centra la causa en los 1.017 inversores que depositaron 90,4 millones de euros, identificados por la Fiscalía Anticorrupción. A estos habrá que sumar los que adquirieron pagarés hasta enero de 2011, cifra que podría alcanzar los 5.000.

Las pesquisas realizadas por Anticorrupción han estado encaminadas a seguir el rastro del dinero de los inversores presuntamente desviado por los Ruiz-Mateos a paraísos fiscales como Belice o las Antillas Holandesas. El pasado 9 de septiembre, Ruiz-Mateos anunció la venta de Nueva Rumasa a la sociedad Back in Business, propiedad del último dueño de Marsans, el empresario Ángel de Cabo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies