Investigados el alcalde de Bormujos (Sevilla) y una de sus ediles por obras con informes "desfavorables"

Pleno de Bormujos
AYUNTAMIENTO
Publicado 13/04/2018 18:12:01CET

El PP reclama "explicaciones" al primer edil y que se depuren "responsabilidades políticas"

BORMUJOS (SEVILLA), 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Bormujos (Sevilla), Francisco Molina (PSOE), y su concejal responsable del área de Obras, Carmen Garfias, han resultado investigados en una causa judicial después de que el Grupo popular denunciase ante la Fiscalía que unos trabajos ordenados en el patio de la nave de la Delegación de Obras y Servicios contaban con informes "desfavorables" de la Intervención municipal y el arquitecto del Ayuntamiento, según ha revelado el PP y han confirmado a Europa Press fuentes municipales.

En su denuncia a la Fiscalía, recogida por Europa Press, el PP de Bormujos exponía que las citadas actuaciones de adecuación del patio de la nave de la Delegación de Obras y Servicios contaban con un informe en el que el arquitecto del propio Ayuntamiento avisaba de que "el proyecto no cumple la normativa urbanística y existe un descuadre entre los precios de proyecto y los de mercado de 14.716 euros más IVA". Según señalaba el PP sobre dicho informe, "el proyecto no se ajusta a lo dispuesto en el Plan Parcial Los Candeleros, por cuanto la altura del cerramiento excede de la altura permitida debiendo estar diáfano a partir de un metro".

Del mismo modo, mediaría informe "desfavorable" de la Intervención municipal, que habría formulado un "reparo de legalidad al procedimiento seguido en la proyección y ejecución de la obra, por no quedar acreditada la necesidad de llevar a cabo la ejecución del proyecto por Administración y contravenir el planeamiento existente, con un sobrecoste de 14.716 euros más IVA".

"La Intervención informa en el sentido de que se ha ejecutado un proyecto de obra sin motivar las causas que fundamentan la elección de esta modalidad de ejecución, incumpliendo la normativa urbanística y presentando un sobrecoste que puede suponer un daño económico al Ayuntamiento", insistía el PP en su denuncia a la Fiscalía, que aprecia un presunto delito de prevaricación por parte del alcalde.

Tras dicha denuncia a la Fiscalía y la apertura de una causa judicial, el PP de Bormujos ha exigido "explicaciones" al alcalde y su concejal de obras, Carmen Garfias Medina, ante su "declaración como investigados por un presunto delito de prevaricación por las irregularidades" denunciadas sobre dichas obras.

El portavoz adjunto del PP, Luis García, ha manifestado que este pasado jueves, ambos "han prestado declaración, de momento en calidad de investigados, por un presunto delito de prevaricación" derivado de los hechos denunciados, avisando de que median además "incongruencias en las fechas de las resoluciones de adjudicación del proyecto y su aprobación", mientras "el certificado final de obras no estaba firmado por la dirección técnica".

GESTIÓN "EN ENTREDICHO"

Para el PP de Bormujos, "la declaración ante la Justicia del alcalde por la obra de la nave pone en entredicho la labor del PSOE en el Ayuntamiento". Por ello, exige que se aclaren todas las circunstancias que han rodeado a este caso y "pide responsabilidades políticas" por las mismas.

"No es de recibo que un Gobierno municipal se salte la normativa urbanística y llegue a adjudicar obras con el informe en contra de los técnicos, sobre todo cuando suponen un perjuicio a las arcas del Ayuntamiento y, con ello, al dinero de todos los vecinos de Bormujos", ha señalado Luis García. El portavoz adjunto del PP también ha reclamado al Gobierno municipal de Bormujos más transparencia en la tramitación de contratos y que se tomen medidas para que hechos como estos no vuelvan a repetirse.