IU exige a Zoido reconsiderar el libre horario de comercio en el centro y ve "opacidad y falta de diálogo"

Actualizado 30/10/2012 18:22:26 CET

SEVILLA, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Grupo de Izquierda Unida en el Ayuntamiento hispalense ha formulado sus alegaciones contra la liberalización de los horarios comerciales en el casco histórico de la ciudad, durante seis meses al año, acordada por la Comisión Permanente del Consejo Municipal del Comercio de Sevilla, al no estar de acuerdo "ni con el fondo de ni con las formas arbitrarias y unilaterales empleadas por el gobierno de Juan Ignacio Zoido para imponer esta medida".

Así lo ha anunciado este martes el portavoz de IU en el Consistorio, Antonio Rodrigo Torrijos, quien ha censurado la "inadmisible opacidad" y la "falta de diálogo" con que se ha aprobado esta iniciativa, ante lo que ha solicitado a Zoido que reconsidere su postura "por el bien del pequeño comercio sevillano" y, sobre todo, "en aras al consenso necesario".

Torrijos ha criticado que esta decisión, de "enorme incidencia en materia de empleo", se haya adoptado "de espaldas" a los grupos de la oposición, a las organizaciones sociales y sindicales y, lo que es considera todavía "mucho más grave, excluyendo a las asociaciones de consumidores". De ahí que desde la federación de izquierdas se inste al gobierno local a retirar su propuesta y a hacer partícipe a estas entidades en la discusión de "un tema de calado y con afección de intereses generales".

Para Torrijos, resulta evidente que la liberalización de los horarios comerciales en el centro "sólo beneficiará a las grandes superficies" y conllevará repercusiones "muy negativas sobre la conciliación de la vida laboral y familiar". "Y ello por no hablar de cómo se va a poner en riesgo la viabilidad de muchos establecimientos familiares", agrega.

Según expone IU en sus alegaciones, el Ayuntamiento "viene a posicionar así en clara ventaja competitiva al sector de la gran distribución comercial que, en un contexto de recesión económica y drástica reducción de la actividad económica, agravado por la subida del IVA, obtiene una oportunidad de reequilibrar sus cuentas a costa del empleo y el negocio en el pequeño comercio minorista".

En este sentido, Torrijos se ha mostrado "bastante sorprendido y contrariado" ante el "cambio de postura" de Aprocom, asociación que en el Consejo Municipal del Comercio dio su visto bueno a esta medida, "a pesar de haber manifestado públicamente con antelación su rechazo a la misma y de haber ratificado el contenido íntegro" del acuerdo suscrito en su día entre la Confederación Empresarial del Comercio de Andalucía (CECA), los sindicatos UGT y CCOO y la federación de consumidores en acción Facua, en el que se defendía la actual regulación en materia de horario comercial, tanto estatal como autonómica.

Por otro lado, Izquierda Unida apunta a la existencia de "dudas jurídicas" con respecto a la liberalización de horarios comerciales aprobada por el Consistorio, al considerar que la Comisión Permanente "se ha excedido en sus competencias" y que esta decisión corresponde al Pleno del Consejo Municipal del Comercio.

Igualmente, IU estima en sus alegaciones que el Ayuntamiento ha actuado con "cierta imprudencia" al sumarse con carácter de "urgencia" a una normativa cuya legitimidad legal está "cuestionada en estos momentos a tenor del recurso que la Junta de Andalucía ha interpuesto ante el Tribunal Constitucional".

Rafael Catalá

Rafael Catalá

Ministro de Justicia

28/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies