IU pide que la Junta se posicione contra la propuesta de subida "inmoral, escandalosa y desorbitada" de la electricidad

Actualizado 19/05/2008 14:39:49 CET

SEVILLA, 19 May. (EUROPA PRESS) -

Izquierda Unida solicitó hoy a la Junta de Andalucía que se posicione contra la intención "inmoral, escandalosa y desorbitada" del Ministerio de Industria y Energía y de la Comisión Nacional de la Energía de permitir el incremento de la factura de la energía eléctrica entre un 11,3 y un 20 por ciento.

El portavoz de IU en la Comisión de Innovación del Parlamento andaluz, Pedro Vaquero, ha pedido la comparecencia del consejero de Innovación, Ciencia y Empresa, para que informe sobre la posición que el Gobierno andaluz tiene ante esta "escandalosa" subida del precio de uno de los elementos básicos "para el bienestar de los hogares y, por tanto, de la economía andaluza".

En un comunicado, Vaquero recordó que el Ejecutivo regional "tiene que dar la cara por el consumo de los andaluces, pues su bienestar está en juego, dado que cada vez se ve más reducida la capacidad de hacer frente a la subida del coste de la vida, pues por un lado el IPC ha subido hasta un 4,3 por ciento interanual y, por otro, los salarios han ido perdiendo poder adquisitivo por la política de prudencia y contención salarial".

Todo ello porque, según la federación de izquierdas, "en unos momentos en los que la crisis económica golpea cada vez a más trabajadores, no se puede permitir que las empresas que ganan enormes beneficios puedan disponer de autorización por parte del Gobierno para subir los precios de forma tan desorbitada".

En este sentido, Vaquero indicó que "es injustificable e inmoral que las cinco empresas que se reparten el negocio de la electricidad en España puedan incrementar casi un 300 por ciento el índice de la inflación, mientras se anuncia que en 2007 han obtenido casi 3.000 millones de euros de beneficios".

Tras criticar la "debilidad" que demuestra el ministro Miguel Sebastián al justificar la subida porque la UE impone liberalizar el sector, el diputado de IULV-CA señaló que "los paganos de estas guerras de multinacionales no deben ser los ciudadanos", por lo que advirtió de que "si el ministro quiere liberalizar, que empiece por acabar con el oligopolio de las eléctricas y no por consentir a estas empresas un nuevo asalto a los bolsillos de los consumidores".

En su opinión, la situación "no es sólo una lesión a los consumidores, sino también a la economía de las pequeñas y medianas empresas sobre todo, y a las economías regionales como la andaluza, que intentan ir abriéndose un espacio de competitividad en el mercado global y europeo".

Por todo ello, Vaquero insistió en que el Gobierno andaluz "no puede limitarse a decir amén a una Comisión Europea esclava de los intereses de las multinacionales, sino que debe hacer valer el interés general de Andalucía frente a la debilidad del Gobierno central". "Es una vergüenza que los gobiernos del PP hayan podido contener con más firmeza esta presión de las multinacionales que como lo está haciendo un gobierno supuestamente de izquierdas", concluyó.