IULV-CA pedirá en el Parlamento que no se supriman servicios ferroviarios ni se privaticen Renfe y Adif

Un tren Alvia de Renfe.
EUROPA PRESS/RENFE
Actualizado 12/05/2013 13:27:34 CET

SEVILLA, 12 May. (EUROPA PRESS) -

El grupo parlamentario de IULV-CA defenderá este jueves en la Comisión de Fomento y Vivienda una proposición no de ley en la que pide que la Cámara andaluza rechace cualquier proceso de privatización de las empresas públicas Renfe y Adif y se solicite al Ministerio de Fomento el mantenimiento público de la gestión del ferrocarril, sin suprimir ningún servicio.

En la citada iniciativa, a la que ha tenido acceso Europa Press, IULV-CA reclama que la Junta inste al Gobierno a mantener los servicios ferroviarios que aparecen como no obligación de Servicio público (OSP) en el nuevo plan de racionalización de servicios de media distancia, que supone perder trenes en distintos trayectos que afectan a siete de las ocho provincias andaluzas.

También demanda IULV-CA que el Gobierno central realice un estudio de aquellas líneas consideradas OSP, --dirigido a la optimización de los servicios que permita facilitar una mejor adaptación de la oferta a la demanda--, mejorando así los ratios de aprovechamiento, y así captar viajeros con oferta más atractiva que venga a potenciar determinadas líneas, mejorando los costes e incrementando la productividad del sistema ferroviario.

En la exposición de motivos, el grupo parlamentario apunta que el nuevo modelo de gestión ferroviario que prepara el Ministerio de Fomento viene dando "señales de alarma" que nos llevan a la privatización del ferrocarril, ya que este modelo mantiene una posición ambigua ante el mantenimiento de las empresas públicas Renfe y Adif.

Todo ello, según explica IULV-CA, como consecuencia de la aplicación del Decreto 22/2012 que fija el escenario de liberalización en julio de 2013, y basa las acciones en una política de ajuste que supondrá la pérdida de cientos de puestos de trabajo directos e indirectos en la provincia de Málaga.

Para IULV-CA, el objetivo debe pasar por la reactivación del ferrocarril público, frente a la tendencia del Gobierno Central de poner más dificultades al usuario, subiendo las tarifas a lo largo de 2012, y aumentado estas nuevamente una media del tres por ciento coincidiendo con el comienzo de este año 2013.

Asimismo, señala que un claro ejemplo de la discriminación Andalucía y a Málaga ha sido el desvío de la carga de trabajo de los talleres de los Prados hacia Vitoria, que será quién se encargue del montaje de los futuros AVE para la línea de la Meca-Medina, trenes con un diseño similar al S-112 que han sido montados con gran acierto en los talleres malagueños, los más avanzados a nivel tecnológico.

El "último ataque" al mantenimiento del tren convencional se ha producido recientemente con el plan de racionalización de los servicios de media distancia, que plantea la supresión de distintas líneas en Andalucía, "una decisión que quiebra el derecho de movilidad de los ciudadanos vivan, donde vivan, y que bajará los estándares de seguridad".

SERVICIOS QUE SE SUPRIMEN

En todas las provincias prácticamente se suprimen líneas, en Málaga su aplicación supone la supresión de dos trenes en la conexión Ronda-Algeciras, con lo cual también se afecta también a la provincia de Cádiz, considerando estos trayectos como no OSP (Obligación Servicio Público).

En esta línea Ronda-Algeciras supone perder el tren de la mañana con salida a Ronda a las 07,30 horas y legada a Algeciras a las 9,16,y el de la tarde con salida de Algeciras a las 19.00 horas y llegada a Ronda a las 20,42 horas. Así la primera opción que tiene el viajero de ir a Algeciras se retrasa a las 9,16 en el tren procedente de Granada.

En cuanto a la conexión Córdoba-Bodadilla, se suprime el tren con salida de Córdoba a las 12,30 y llegada a Bobadilla a las 14,18, y el que transita en sentido contrario con salida de Bobadilla a las 15,25 horas. Esta decisión supone un nuevo varapalo para un nudo neurálgico como es la estación de Bobadilla, y la repercusión en la pérdida de empleo, además la importancia de este tren, que permite el enlace desde Córdoba con otros puntos en Bobadilla, como es el caso de poder viajar a Málaga, algo que ya no se podrá hacer.

También se pierde una parada en Fuente de Piedra, sin olvidar que el precio del billete Córdoba-Bobadilla-Málaga es de aproximadamente 18 euros y el AVE Córdoba-Málaga 46,30 euros, algo muy a tener en cuenta en estos momentos de crisis económica. También se pierden cuatro servicios en la línea Granada-Linares Baeza, empezando con el primer tren de la mañana con salida de Granada a las 08.55 horas.

En la provincia de Huelva desaparecerán cuatros trenes en el trayecto de Huelva-Jabugo Galaroza, y por último la capital andaluza se verá afectada igualmente con la supresión de dos trenes entre Sevilla Santa Justa y Llerena.

Rafael Catalá

Rafael Catalá

Ministro de Justicia

28/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies