Jaén.-Tribunales.-La Audiencia mantiene la pena impuesta a un maltratador que coaccionó a su mujer por los hijos

Actualizado 03/06/2006 12:58:00 CET

JAEN, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia Provincial de Jaén ha desestimado los recursos que presentaron tanto la acusación particular como la defensa y ha mantenido la pena impuesta a un hombre que coaccionó a su ex mujer para que firmara un documento por el que le permitía llevarse a sus dos hijos, de dos y nueve años, durante un fin de semana, delito por el que fue condenado a la pena de seis meses de cárcel por el juzgado de lo penal número dos de Jaén.

Según informaron a Europa Press fuentes judiciales cercanas al caso, la sección segunda de la Audiencia Provincial de Jaén ha desestimado los recursos que interpusieron tanto la acusación particular, que demandó tres años más de prisión, y la defensa, que pidió que se revocase la condena por el delito de coacción que se interpuso al acusado en primera instancia.

Así, el magistrado ha mantenido la sentencia del juzgado de lo penal número dos de Jaén, que también impuso al acusado el pago de una multa de 1.080 euros por un delito de quebrantamiento de la medida cautelar que le impedía acercarse a su ex mujer, ya que estaba acusado --y sería posteriormente condenado-- de un delito de malos tratos.

Los hechos se produjeron supuestamente el 28 de mayo de 2004, cuando el acusado viajó de Sevilla a Jaén para ver a su ex esposa, a la que no podía acercarse por una orden de alejamiento. La acusación relata que el hombre "obligó" a la mujer a que "firmara un papel para poder llevarse" ese fin de semana a los dos niños que tenían en común, "sin que le tocara" esa fecha.

Pocos meses después, el hombre fue condenado en Sevilla por los malos tratos en el ámbito familiar que se le imputaban, lo que no impidió que un juzgado decidiera en octubre de 2004 concederle la guarda y custodia de los menores a pesar de que ya estaba cumpliendo una pena de prisión por el referido delito.

No obstante, en mayo de 2005 el juzgado de primera instancia e instrucción número dos de Utrera (Sevilla) acordó que esta vecina de Jaén, Dolores F.L., se quedase con la guarda y custodia de sus dos hijos, aunque el proceso está pendiente de un nuevo juicio después de que el ex marido, que sigue en prisión, haya vuelto a pedir la custodia.

SEPARACION DESDE 1999

Dolores F.L. inició en 1999 los trámites de separación de su marido por los "malos tratos" que sufría y abrió un proceso penal contra su marido por presuntos malos tratos y otro civil por la custodia de los niños.

En el año 2000, los juzgados de lo Penal de Sevilla dictaron contra el presunto agresor una orden de alejamiento mientras que Dolores F.L. y sus hijos se trasladaron a vivir a Jaén capital.

Después de que los juzgados de lo Penal de Sevilla condenasen a dos años y seis meses de prisión al presunto agresor, el juzgado de primera instancia e instrucción número dos de Utrera ordenaba en agosto de 2004 la "inmediata recogida" de los dos niños y la "retirada de la guarda y custodia" a la madre, decisión que fue enmendada posteriormente.