La joven fallecida en el hospital de Valme será enterrada este martes en Dos Hermanas

Familiares de la joven fallecida en el hospital de Valme en el tanatorio
EUROPA PRESS
Publicado 21/08/2017 19:24:16CET

DOS HERMANAS (SEVILLA), 21 Ago. (EUROPA PRESS) -

Rocío Cortés, la joven de 25 años fallecida este pasado domingo en el hospital Virgen de Valme de Sevilla capital, en un accidente ocurrido en un ascensor después de que la mujer hubiese dado a luz a su tercera hija, será enterrada este martes por la mañana en el cementerio de San Pedro, en Dos Hermanas, localidad en la que residía.

Fuentes de la familia de la joven y del Ayuntamiento de Dos Hermanas han informado a Europa Press de que la capilla del cementerio de San Pedro, el cementerio de la localidad, acogerá a las 11,30 horas una misa fúnebre en memoria de la joven, cuyo cadáver recibirá sepultura después en el camposanto nazareno.

EL ACCIDENTE

Después de dar a luz a su tercera hija mediante una cesárea en el citado hospital sevillano, Rocío Cortés, de 25 años y residente en Dos Hermanas, estaba siendo conducida al área de planta, para lo cual un celador introdujo la camilla en uno de los ascensores del hospital. No obstante, el ascensor habría comenzado a subir sin que el extremo de la camilla donde reposaba la cabeza de la joven estuviese dentro del habitáculo, lo que provocó que la cabeza quedase aprisionada contra las estructuras superiores, al elevarse el ascensor.

El Juzgado de Instrucción número uno de Sevilla investiga ya las circunstancias del accidente merced a la comunicación del mismo por parte del hospital, estando a la espera de recibir un atestado por parte del Grupo de Homicidios de la Policía Nacional y el resultado provisional de las pruebas autopsia practicadas al cadáver de la joven. La familia de Rocío Cortés, de su lado, ha denunciado tanto al hospital Virgen de Valme, como a la empresa encargada del mantenimiento del ascensor en el que ocurrió el accidente.

INVESTIGACIÓN ADMINISTRATIVA

La Junta de Andalucía, de su lado, ha abierto una investigación interna en torno a las circunstancias del accidente, según la consejera de Salud, Marina Álvarez, quien este pasado domingo protagonizaba ya una comparecencia pública a cuenta del asunto.

El ascensor donde murió la joven, según la consejera, "había pasado todos los controles y cumplía con la reglamentación". Más en concreto, según Marina Álvarez, la máquina había pasado la última revisión técnica por parte de la empresa encargada de su mantenimiento, Orona, el pasado 12 de agosto, así como la inspección reglamentaria del Organismo de Control Acreditado (OCA) el pasado mes de mayo.

No obstante, la Administración sanitaria ha encargado un informe a la empresa responsable de su mantenimiento, Orona, y prevé remitir a la autoridad judicial los "resultados" del mencionado informe.

Rafael Catalá

Rafael Catalá

Ministro de Justicia

28/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies