Junta asegura que el Presupuesto de 2012 es el que Andalucía necesita para contribuir a la salida de la crisis

Carmen Martínez Aguayo
EP/PARLAMENTO ANDALUZ/ARCHIVO
Actualizado 09/11/2011 18:39:17 CET

SEVILLA, 9 Nov. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Hacienda y Administración Pública, Carmen Martínez Aguayo, ha manifestado este miércoles que el Presupuesto andaluz para 2012, que asciende a 32.020 millones de euros (un 1,1 por ciento más respecto al de este ejercicio), es el que Andalucía necesita para contribuir a la salida de la crisis, y ha destacado el firme compromiso con las políticas sociales, frente a los "recortes" que se están produciendo en otras comunidades.

Durante su intervención ante el Pleno del Parlamento en el Debate de totalidad del proyecto de Ley de Presupuestos para 2012, Martínez Aguayo ha querido dejar claro que el principal objetivo del Gobierno andaluz es la creación de empleo, porque la cifra de más de un millón de parados en la comunidad "es inaceptable".

Ha expuesto que la política de empleo alcanzará los 1.322,2 millones de euros, un uno por ciento más que en 2011, y se orientará principalmente a favorecer la intermediación y la empleabilidad de las personas, así como al fomento del empleo.

Ha indicado que el Presupuesto para 2012 busca "proporcionar seguridad en momentos de crisis" y "confianza en nuestra capacidad de desarrollo" para superar las dificultades y para diseñar un nuevo modelo de crecimiento sostenible y compatible con el medio ambiente y la creación de empleo de calidad.

La consejera ha insistido en que el objetivo prioritario del Gobierno andaluz es "la consolidación de la recuperación de la economía" y que, por ello, la estrategia que marca el presupuesto se basa en crear las condiciones para que la recuperación de la actividad económica no se vea interrumpida, y para conseguir un modelo de crecimiento duradero y sostenible que minimice las posibilidades de que se repita una crisis como la de estos años.

Entre las principales líneas estratégicas del Presupuesto para 2012, que la consejera ha definido como "contractivo", se encuentran el mantenimiento de los servicios y las prestaciones públicas, sin merma de la calidad y del nivel alcanzados, y el desarrollo de acciones estructurales para reorientar el modelo productivo e impulsar el potencial de crecimiento y el empleo, respetando el proceso de consolidación fiscal.

De acuerdo con estos objetivos, la consejera ha explicado que las cuentas autonómicas para el próximo año dan prioridad a la educación como instrumento para favorecer la igualdad de oportunidades y garantizar el crecimiento económico futuro. Los recursos en este ámbito aumentan un 2,5 por ciento respecto a 2011. Además, se refuerza el apoyo a las empresas y a la mejora de la empleabilidad de los trabajadores andaluces que han perdido su empleo, además de avanzar en la suficiencia financiera de las corporaciones locales, según ha apuntado.

Las políticas sociales acaparan, según ha expuesto, el 83 por ciento del gasto, lo que representa un incremento del 1,4 por ciento respecto al ejercicio anterior, en contraste con la actual tendencia en las comunidades del PP de apelar a los "recortes sociales" como única solución. Ha destacado que la educación será el centro de la política económica en 2012, con 7.615,3 millones de euros.

En relación con el sistema público de salud, ha destacado que el próximo año mantendrá su dotación presupuestaria con 9.393,9 millones de euros, lo que representa el 31 por ciento del gasto no financiero. "Se mantienen todos los servicios y prestaciones presentes en el catálogo de la Comunidad Autónoma, sin retirar, suspender o abandonar ninguno de los aprobados hasta este momento", ha asegurado.

Martínez Aguayo ha indicado, en referencia a las comunidades gobernadas por el PP, que "recortar no es solo disminuir el número de servicios o prestaciones en el catálogo público, sino que también lo es rebajar progresivamente su calidad, hasta conformarse con unos servicios públicos desprestigiados y de segunda línea, para los que no puedan pagar otra cosa, que acabe por otorgar una excusa para su privatización o sencillamente su eliminación".

CAPÍTULO DE INGRESOS

En cuanto al capítulo de ingresos del presupuesto, los no financieros presentan una caída del 3 por ciento, que se compensa con un aumento del 33 por ciento de los financieros. De la cantidad total presupuestada, 27.084,3 millones de euros corresponderán a los primeros.

Los ingresos financieros ascienden a 4.988,7 millones de euros, un aumento del 33 por ciento respecto al presupuesto actual, consecuencia en gran medida del endeudamiento neto, en cumplimiento de los compromisos asumidos en el Consejo de Política Fiscal y Financiera, que aumenta un 44,4 por ciento y alcanza los 3.233,6 millones de euros.

En el apartado de las medidas fiscales, destaca el restablecimiento del Impuesto del Patrimonio con carácter temporal para los ejercicios 2011 y 2012. El Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) incluye como novedad una nueva deducción del 5 por ciento en el tramo autonómico de las cantidades abonadas para obras de rehabilitación o de mejora de viviendas.

La consejera se ha referido a la propuesta para la aprobación de un techo de gasto que limite la posibilidad del Gobierno de incurrir en déficits superiores a los establecidos según los procedimientos determinados por la normativa de estabilidad. En concreto, según ha expuesto, se trata de que la cifra de operaciones no financieras aprobada por el Parlamento tenga la consideración de techo de gasto.

Asimismo, se establece que los ingresos extraordinarios no tengan como destino el gasto corriente y se restringe, con carácter general, la utilización del resultado positivo de ejercicios anteriores para expandir el gasto en el ejercicio.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies