Junta dice que el aplazamiento de la entrada en vigor de medidas es fruto de atender las demandas de sectores afectados

Mar Moreno
JUNTA DE ANDALUCÍA/EP
Actualizado 28/12/2010 16:17:31 CET

SEVILLA, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Presidencia, Mar Moreno, ha querido dejar claro que las decisiones del Gobierno andaluz sobre el aplazamiento de la entrada en vigor del impuesto sobre bolsas de plástico y del canon del agua o en relación con la congelación de los estatutos de agencias públicas hasta la aprobación de la ley de reordenación del sector público tienen un "elemento en común", que el Ejecutivo se ha sentado y ha escuchado a los sectores afectados y se han atendido sus demandas.

"Son decisiones que buscan el consenso con los sindicatos, en cuanto a la reordenación del sector público; con los comerciantes, en cuanto a no interferir las campañas comerciales, y con los ayuntamientos, que van a tener que desarrollar la Ley de Aguas y la aplicación del canon", ha indicado Moreno, quien ha expresado que no ve "rectificación en el fondo de estas cuestiones, sino que lo que hay es un aplazamiento de su entrada en vigor", ha sentenciado en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno.

Ha recordado que en el debate sobre el Estado de la Comunidad, el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, planteó 30 medidas, entre ellas fiscales, de ahorro o de estímulo económico, y que todas están "hoy en marcha, ejecutándose, aprobadas por el Consejo de Gobierno".

Se ha desarrollado, según ha añadido, un volumen de gestión extraordinario al sacar adelante esas 30 medidas, todas con enjundia, en un momento muy complicado. Aparte de las decisiones sobre el decreto de reordenación del sector público y el aplazamiento en la entrada en vigor del impuesto sobre bolsas de plástico, según la consejera, el "grueso del paquete de medidas anticrisis y por la austeridad está plenamente en vigor y en plena ejecución, con un esfuerzo de gestión que ha sido extraordinario en seis meses".

Ha recalcado que de esas 30 medidas hay dos que han tenido un aplazamiento porque su aplicación real, a los sectores que han ido dirigidas, ha producido más dificultades que otras de esas 30 medidas.

Se trata de intentar, según ha agregado, que sectores como el de los funcionarios y empleados públicos o el del comercio puedan estar lo más implicados posible en el desarrollo de las medidas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies