La Junta evita "triunfalismos" pues "crece el desánimo" y advierte de que 2012 "es mucho peor que el año pasado"

Actualizado 03/07/2012 14:48:05 CET

SEVILLA, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de Economía de la Junta de Andalucía, Gaspar Llanes, ha valorado la bajada del desempleo registrada en el mes de junio, aunque considera que "no hay que caer en el triunfalismo", ya que "los datos no dan lugar a ese triunfalismo y crece el desánimo, al bajar el paro pero también caer la afiliación", tras lo que ha advertido de que 2012 "está siendo mucho peor que el año pasado".

En declaraciones a Europa Press, Llanes apunta que la situación "sigue siendo preocupante en España y en Andalucía, con más de un millón de parados en la Comunidad", de forma que "la situación nos tiene que dar que pensar".

De esta forma, reconoce que el mes de junio "trae datos muy buenos en Andalucía y en España, y es el mejor mes de junio de los que conocemos, desde que tenemos estadísticas", pero advierte de que "el paro cae pero también cae la afiliación", una situación que da lugar a la aparición de un "efecto desánimo en el mercado laboral".

"El mes de junio vive una situación de parálisis en el mercado laboral desde que se inicio la aplicación de la reforma laboral, en marzo, abril y mayo", agrega Llanes, quien explica que en junio "mejora el dato del paro fruto de la estacionalidad, pero el desánimo hace caer el paro pero también hace caer la ocupación y el empleo, por lo que no podemos ser triunfalistas".

En ese sentido, Llanes ha hecho un balance del primer semestre de 2012, de forma que en España en el primer semestre de este año aumentó el paro en 192.910 personas, y el número de afiliados cayó en más de 202.079 personas, mientras que en 2011 en el primer semestre aumentó el desempleo en 21.728 personas y el número de afiliados aumentó en 1.597 personas.

Asimismo, en Andalucía el desempleo aumentó en el primer semestre de 2012 en 56.483 personas y la afiliación cayó en 49.904, mientras que en 2011 en la Comunidad el número de parados aumentó en 6.066 y la afiliación cayó en 307 personas.

De esta forma, Llanes considera que la situación del mercado laboral "es radicalmente diferente a la de hace un año y está mucho peor que la del año pasado, de manera que casi se multiplican por diez los malos datos del pasado año".

"En 2011 se frenaba el deterioro del mercado de trabajo pero este año se intensifica el deterioro", se lamenta el portavoz de la Junta, quien precisa que ese deterioro se intensifica en comunidades como Asturias, Galicia, Comunidad Valenciana, quienes "lideran el ranking en destrucción de empleo".

AUMENTA LOS TRABAJADORES AFECTADOS POR ERE

Llanes reconoce además que le preocupa la "ruptura del modelo de diálogo social", de manera advierte de que en España, desde la entrada en vigor de la reforma laboral, en marzo y abril, "han aumentado los trabajadores afectados por expediente de regulación de empleo (ERE) en un 35 por ciento respecto al año pasado", mientras que los ERE no pactados "se han multiplicado por 6,7".

"El modelo de negociación colectiva se ha roto en España, pues los ERE no negociados han pasado de ser una figura excepcional hasta febrero a ocupar el 45 por ciento de los expedientes", agrega Llanes, quien deja claro que en Andalucía "no ocurre eso, pues el papel del Consejo Andaluz de Relaciones Laborales (CARL) ha sido importante y los ERE en su conjunto han descendido un 29,7 por ciento en relación con marzo y abril de 2011".

Asimismo, resalta que desde marzo en Andalucía "el CARL está intensificando su figura de intermediario y tiene un volumen adicional de trabajo a lo que venía siendo la norma, por lo que en la Comunidad la negociación colectiva se mantiene y el diálogo social se está sosteniendo".

"Hacemos un balance negativo de la situación del mercado laboral en España, donde aumenta mucho el paro y cae la afiliación y la ocupación y donde se está deteriorando el modelo de diálogo social y el conflicto en los ERE está siendo la norma y no la excepción", asevera el portavoz de la Junta.

Llanes reconoce que hasta el mes de agosto se prevén datos buenos de paro registrado fruto de la estacionalidad del verano pero apunta que a finales de año el dato empeorará "y los datos de deterioro seguirán, intensificándose la caída de las afiliaciones".