La Junta habilitará una partida de ayudas para que los ayuntamientos adapten los centros públicos de cobertura de TDT

Manuel Jiménez Barrios, en comisión
EUROPA PRESS/PARLAMENTO
Actualizado 05/12/2014 22:44:08 CET

SEVILLA, 20 Nov. (EUROPA PRESS) -

El consejero de la Presidencia, Manuel Jiménez Barrios, ha anunciado que la Junta habilitará una partida de ayudas a las entidades locales "para la adaptación de estos centros de extensión de cobertura y paliar así esta mutilación de derechos de la ciudadanía andaluza", como consecuencia de la "falta de responsabilidad" del Gobierno de España, que no va s sufragar los costes de adaptación de los centros públicos de extensión de cobertura de televisión digital que son "fundamentales para la extensión de la cobertura de la Televisión Digital Terrestre (TDT).

Según ha explicado Jiménez Barrios en la Comisión de Presidencia, estos costes deberán ser soportados casi en su totalidad por los ayuntamientos, "provocando una importante carga económica sobre su ya maltrecha economía". En concreto, ha señalado que esta adecuación, según la Federación Andaluza de Instaladores de Telecomunicaciones (Faitel), precisaría de unas inversiones que ascenderían a 1,6 millones de euros en Andalucía.

De igual modo, ha señalado que la medida afectaría "directamente a la cohesión territorial, pues genera zonas en las que al no llevarse a cabo la adecuación de estos centros se producirá una pérdida de la recepción de la señal de TDT y del derecho a la información".

En su intervención, el consejero ha explicado que ésta es una de las consecuencias de la reciente aprobación del nuevo Plan Técnico Nacional de la Televisión Digital Terrestre y de la liberación del Dividendo Digital, que prevé una racionalización del uso del espectro radioeléctrico, así como en una reducción del 20 por ciento de la capacidad disponible para la difusión de la televisión, en favor de los servicios avanzados de comunicaciones electrónicas, en concreto, de los servicios de telefonía móvil de cuarta generación 4G.

"DISCRIMINACIÓN" A ANDALUCÍA

En este sentido, ha reprobado que el Real Decreto aprobado por el Gobierno central suprima el segundo múltiple digital de cobertura autonómica en Andalucía, sin establecer ninguna alternativa. Además, considera que esta decisión discrimina a Andalucía respecto de otras comunidades autónomas, como ocurre con Cataluña, "a la que se permite mantener un segundo múltiple sin justificación aparente".

Por este motivo, ha señalado que la Junta ha remitido al Ministerio una propuesta de replanificación del espectro radioeléctrico que contempla la continuidad del segundo múltiple digital de Andalucía, "en completa compatibilidad con el Plan Técnico aprobado por el Real Decreto". Según ha informado, esta propuesta, hasta el momento, "no ha tenido respuesta favorable por parte del Estado".

Otro de los aspectos que lamenta de esta reordenación es que obligará también a realizar adaptaciones en los hogares a cerca de 1,8 millones de viviendas y unos a 3,8 millones de andaluces, que representa el 45 por ciento de la población de la comunidad, según estimaciones del Ministerio de Industria.

En su opinión, las ayudas destinadas por el Ejecutivo central a compensar a las comunidades de propietarios de los costes derivados de la adaptación de sus antenas colectivas son de "tan sólo 280 millones de euros" y ha lamentado que se aprobaran a "tan sólo de un mes de que se produzca el apagado legal de las emisiones actuales".

Al mismo tiempo, ha denunciado la "gran desinformación, tanto para la ciudadanía como para las empresas instaladoras, que está reinando en todo el proceso de liberación del Dividendo Digital". En este sentido, ha señalado que el anuncio de que el Gobierno de España se haría cargo del coste de adaptación de las instalaciones de recepción de televisión de los usuarios y "la tardía publicación de la convocatoria de ayudas, un mes más tarde, ha provocado en realidad el efecto contrario: la paralización de las adaptaciones que ya se habían iniciado en los hogares".

RESTITUCIÓN DERECHOS SOCAVADOS

Otra de las reclamaciones expresadas por el consejero, ha sido la "falta e inexistencia de una coordinación a nivel autonómico", por parte del Ministerio de Industria, en el que estuviesen representadas los usuarios, los operadores y las empresas instaladoras de telecomunicaciones, así como todas las administraciones públicas, estatal, autonómica y local, presentes en el territorio andaluz, "como ha solicitado reiteradamente la Junta de Andalucía". En su opinión, esta acción "posibilitaría armonizar y conjugar los necesarios esfuerzos que todas las partes hemos de hacer para minimizar el impacto de las actuaciones a realizar".

Jiménez Barrios ha señalado que, ante las decisiones del Gobierno central, "que tendrán nefastas consecuencias tanto para el sector audiovisual andaluz, como para la ciudadanía, el Gobierno andaluz estima la necesidad de exigirle la inmediata restitución de los derechos socavados a la Comunidad Autónoma de Andalucía", así como del segundo múltiple digital de carácter autonómico.

Sin embargo, el consejero se ha mostrado pesimista ante la situación de que el Gobierno de España atienda estas peticiones, por lo que ha explicado que la Junta de Andalucía ya ha iniciado una serie de acciones "destinadas tanto a paliar sus efectos como a combatir los agravios a las competencias que legalmente tiene atribuidas esta comunidad autónoma".

PP-A ALUDE A LA "HERENCIA" DE ZAPATERO

En el turno de intervención de los grupos, el diputado del PP-A Miguel Contreras ha asegurado que el Gobierno de la Nación ha tenidod que abordar este asunto con la "herencia" que el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero le dejó, tras hacer una "mala gestión" de la implantación de la televisión digital en su momento, "repartiendo las licencias a quien quiso para hacer caja y pagar algunos favores".

Ha negado que el Ministerio de Industria no haya respondido a las alegaciones de la Junta, haciendo alusión a una carta que desde este departamento se envió al Gobierno andaluz el pasado 10 de octubre. También ha rechazado las acusaciones de los otros dos grupos parlamentarios de que haya "agravios comparativos" con otras comunidades, como puede ser el caso de Cataluña, "que tenía tres múltiples y se queda con una menos".

Por su parte, el portavoz del grupo parlamentario de IULV-CA, José Antonio, ha respaldado todas las acciones que lleve a cabo el Gobierno andaluz en esta materia y ha lamentado que lo que debiera ser un proceso "armónico y participado" con una conclusión "en breve" en Andalcuía, "se ha convertido en un follón", y todo ello, a pesar de todos los esfuerzos que ha hecho el Gobierno andaluz por encontrar cauces de diálogo y espacios compartidos de trabajo.

En su opinión, Andalucía se encuentra en una de los peores perspectivas para la puesta en marcha del dividendo digital, fruto de la "indolencia" del Gobierno de España, al que ha acusado de "imponer y chantajear" permanentemente en Andalucía y de ser "incapaz" de impulsar el diálogo y de favorecer la participación del resto de administraciones "que también son estado".

Finalmente, el diputado del PSOE-A Francisco Javier Aragón ha advertido de que el Gobierno de la Nación ha demostrado en esta materia que va "en contra de las comunidades" y, especialmente, de Andalucía, una región que "se rebela" cuando las cosas "no se hacen de manera correcta y hay descoordinación, falta de participación y de interés". Así, ha criticado la ausencia de diálogo por parte del Ejecutivo central, a quien ha acusado de imponer "la Ley del Talión".

Rafael Catalá

Rafael Catalá

Ministro de Justicia

28/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies