La Junta intensifica las inspecciones en joyerías y ventas de oro al detectar que el 57% incumplía la norma

Joyerías de Córdoba
Europa Press/Archivo
Actualizado 27/06/2014 13:47:51 CET

Impone 86 sanciones con una sanción total de 184.500 euros

SEVILLA, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los servicios de Consumo de la Consejería de Administración Local y Relaciones Institucionales de la Junta intensificarán el control en la venta de joyas y piedras preciosas, casas de empeño y compra-venta de oro con una nueva campaña de inspección en la que se examinarán 295 establecimientos, ya que en 2013 detectó que el 57 por ciento no cumplía la norma.

Según informa la Junta en un comunicado, la Secretaría General de Consumo da continuidad así a otras campañas en las que se detectó este alto índice de incumplimientos, ya que se visitaron 380 establecimientos de toda Andalucía, se levantaron 456 actas, de las que el 57 por ciento fueron positivas, y que han acabado en 86 expedientes sancionadores por una cuantía de 84.500 euros.

El objetivo, según explica, es comprobar el cumplimiento de la normativa y, como en otros años, colaborará la Policía Nacional y la Guardia Civil.

La distribución de estas inspecciones por provincias será de 55 en Sevilla; 18, en Almería; 37, en Cádiz; 32, en Córdoba; 15, en Huelva, y 46 en Granada, Jaén y Málaga, respectivamente.

El 75% de estos controles se realizarán en municipios de más de 25.000 habitantes y también se acota por actividad, ya que un 20 por ciento serán establecimientos que sólo sean joyerías y el 80 restante serán los que oferten al menos dos de estas actividades.

Las inspecciones en joyerías "tendrán como objetivo principalmente productos fabricados con metales preciosos y gemas", por lo que se vigilará si las piezas muestran los contrastes, es decir, las señales con las que, mediante punzonado, deberán ser marcados estos productos antes de su comercialización.

Además comprobarán si el establecimiento tiene hojas de reclamaciones y su cartel anunciador, el etiquetado de las piezas (si son joyas o productos chapados o bañados), facturas, identificación del origen (trazabilidad), así como la existencia de una lupa para ver el contraste de los metales preciosos.

En los establecimientos de compra de oro y joyas se controlará, además, la existencia y verificación de balanzas, si antes de contratar se suministra información sobre el precio del gramo de metal precioso, tarifas y facturas, y en el caso de las casas de empeño, si se informa también de los tipos de interés que se aplican a las transacciones.

Esta campaña, que estará operativa hasta el 30 de noviembre, se sustenta en los resultados de anteriores ediciones, cuando el porcentaje de faltas e infracciones "fue muy elevado, si se atiende a que en la campaña de 2013 de los 380 establecimientos inspeccionados (un mismo local se pueden desempeñar dos o incluso tres de las actividades inspeccionadas de joyería, compra-venta y empeño), de 120 joyerías el 37 por ciento presenta irregularidades, un 67% de los 283 establecimientos de compra-venta de oro también tuvo actas positivas, y en las 101 casas de empeño analizadas el 97% incumplía algún requisito".

El resultado final de la anterior campaña fue la apertura de 86 expedientes sancionadores por parte de las Servicios de Consumo, con una sanción total de 184.500 euros, y una media de 2.145 euros por expediente.

La Secretaría General de Consumo recuerda que antes de comprar una joya se observe el contraste de origen (que identifica al fabricante o importador) y el de garantía del laboratorio, que asegura la calidad de la pieza. Asimismo, los productos deben estar etiquetados e indicar el precio con el IVA incorporado.

En el caso de que deba vender las joyas recomienda que se visiten varios establecimientos y que se valoren el peso de la pieza, los quilates del metal precioso, y el precio por gramo que se va a aplicar.

La Junta aconseja repetir esta consulta en distintos establecimientos para hacerse una idea de lo que le puede corresponder, incluso consultar en Internet. Por otra parte, si la joya contiene piedras preciosas se debe pedir una valoración de las mismas independiente del metal precioso, pues en general aquéllas son más valiosas que éste.

En cuanto al peso, es importante que pese la joya en otra balanza verificada, antes de llevarla al establecimiento donde la quiere vender, o compare los valores que le dan en los distintos establecimientos, y exija ver siempre el resultado que muestra la pesada en la balanza del establecimiento. Si se quiere empeñar la joya porque se considera posible su recuperación en un futuro se recomienda que preferiblemente se acuda a los Montes de Piedad.