Junta invierte 2,4 millones en un programa de formación de cara a la inserción de menores tutelados de 16 a 18 años

 

Junta invierte 2,4 millones en un programa de formación de cara a la inserción de menores tutelados de 16 a 18 años

La consejera de Salud y Bienestar Social, María Jesús Montero, a la izquierda
EUROPA PRESS
Actualizado 17/06/2013 17:42:58 CET

Ya están operativas 130 plazas en Almería y Granada, y se prevé la expansión a Málaga este verano y a toda Andalucía en un futuro

SEVILLA, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Salud y Bienestar Social de la Junta de Andalucía ha puesto en marcha de forma piloto un programa de orientación y formación que cuenta con una inversión de 2,4 millones de euros y que está destinado a menores de entre 16 y 18 años que residen en centros de protección de Andalucía, al objeto de dotar de las herramientas necesarias para afrontar el paso a la vida adulta e independiente de estos chicos, que representan el 40 por ciento del total de menores residentes en estos centros.

En rueda de prensa, la titular del departamento, María Jesús Montero, que ha comparecido acompañada de la directora general de Personas Mayores, Infancia y Familias, María José Rico, ha aludido a la lucha contra la exclusión social y la protección de los menores bajo la tutela de la Junta como principios básicos "irrenunciables", en los que se enmarca esta iniciativa, de la administración autonómica.

En concreto, el nuevo recurso diseñado por la Junta, denominado Programa de Orientación e Inserción Sociolaboral dirigido a menores tutelados entre 16 y 18 años, persigue evitar la exclusión de éstos una vez que dejen de estar tutelados por la Junta al cumplir la mayoría de edad y tengan que abandonar los centros de protección donde han vivido; cuatro de cada diez menores que residen en centros de protección andaluces --unos 2.500 en total-- se encuentran, de esta manera, en dicha franja de edad.

El programa parte de la base previa de otras acciones similares desarrolladas por la Junta de Andalucía, si bien la nueva iniciativa supone una forma de organización "pionera". De esta forma, por el Programa +18, también conocido como Programa de Mayoría de Edad, puesto en marcha en 2005, pasaron el año pasado un total de 1.630 jóvenes que en algunos casos residieron en pisos de autonomía --un máximo de un año-- y, en otros, se beneficiaron de cursos, talleres y orientación socio laboral en centros de día. Este programa atiende a una horquilla de entre los 16 y los 21 años; el 53,42 por ciento de los jóvenes que pasan por el programa sale con un empleo, el 52,2 con una alta autonomía y el 84,4 por ciento formados.

La acción no es sustitutiva, sino complementaria de otros instrumentos, según Montero, que ha añadido que el perfil de los beneficiarios pasa por ser un joven de entre 16 y 18 años --a partir de los 18 ya contaría con otras herramientas, al ser mayor de edad--, con documentación tramitada, necesidad de desarrollar su vida de forma independiente y alta motivación.

En concreto, ya están operativas actualmente dentro de este nuevo programa, a través de conciertos con entidades colaboradoras con amplia experiencia y reconocida solvencia en el trabajo con menores --que luego podrían contratarlos--, un total de 130 plazas del programa repartidas por centros de las provincias de Almería y Granada.

En Almería están funcionando un total de 55 plazas (35 de ellas desde el 1 de octubre en el centro Los Cármenes de Purchena y otras 20 plazas en el centro El Contador de Chirivel). Por su parte, en Granada están en marcha 75 plazas; así, desde el 1 de octubre están operativas 30 plazas en el centro Samu de Motril, así como otras 15 plazas en el área metropolitana Granada que gestiona la Asociación Granadina por la Formación Profesional Integral y Social de la Persona, también desde octubre pasado. En Órgiva están operativas, precisamente desde el 1 de noviembre pasado, 30 plazas en un centro Órgiva gestionado por la entidad Integra2. La vocación de la acción es la de extenderse al resto de Andalucía --la meta es llegar a todos los jóvenes en esta situación-- y, de hecho, para el verano se habilitarán 17 nuevas plazas en Estepona (Málaga).

UN 'TRAJE A MEDIDA'

Los profesionales encargados de desarrollar el proyecto elaboran itinerarios de inserción personalizados a través de entrevistas personales con los menores, de manera que se puedan establecer cuáles son los recursos que necesitan desde el punto de vista lingüístico, cultural, social y laboral. Por esta vía, se conocen también sus gustos y preferencias. Además, al tratarse de chicos de los que se tiene abundante información, porque forman parte ya del sistema de protección, se elabora una especie de 'traje a medida' en cuanto a formación y orientación laboral.

De este modo, según ha explicado la consejera de Salud y Bienestar Social, este nuevo programa que ahora se pilota permitirá un análisis pormenorizado e individualizado de las necesidades de los menores para poner a su disposición los recursos apropiados, como podrían ser clases de refuerzo lingüístico, cursos formativos o prácticas en empresas, entre otras posibilidades.

Además, se pretende insertar a estos menores en el contexto laboral más inmediato. De hecho, los que actualmente participan en este programa están contactando a través de diversas vías con el tejido productivo y laboral inmediato que tienen. Los que están en una zona rural, por ejemplo, desarrollan proyectos de rehabilitación de fincas o cultivos, o también de energías renovables; y los que se insertan en una zona más urbana realizan actividades y formación más vinculadas al sector servicios, como por ejemplo la restauración.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies