Junta y municipios revisarán sus planeamientos urbanos y elaborarán un mapa de zonas inundables

La delegada del Gobierno de la Junta en Sevilla, Carmen Tovar, preside la reunió
DELEGACIÓN DEL GOBIERNO DE LA JUNTA EN SEVILLA
Actualizado 28/12/2010 15:41:02 CET

SEVILLA, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía en Sevilla y los ayuntamientos de los municipios afectados por las inundaciones provocadas por el temporal de las últimas semanas revisarán los planeamientos urbanos de estas localidades y elaborarán un mapa de zonas inundables.

Según ha informado la Junta en un comunicado, responsables de las delegaciones provinciales de Gobernación, Educación, Agricultura, Medio Ambiente y Obras Públicas han mantenido este martes un encuentro con los alcaldes de Lora, Écija, Alcolea, Tocina, Constantina y Guadalcanal. Esta mesa de seguimiento ha analizado la situación de la cuenca hidrográfica del Guadalquivir que discurre por la provincia de Sevilla tras las recientes inundaciones.

La reunión, presidida por la delegada, Carmen Tovar, ha contado también con la presencia de los responsables provinciales de la Agencia Andaluza del Agua y del servicio de Emergencias 112, además de los alcaldes de las localidades más perjudicadas por las últimas inundaciones.

Así, responsables autonómicos y municipales han abordado el plan de trabajo sobre inundaciones en la provincia de Sevilla en una reunión que precede a las que se desarrollarán con cada uno de los ayuntamientos para determinar medidas de actuación concretas.

Entre los puntos recogidos en el plan de trabajo de esta mesa de seguimiento está la elaboración de un mapa detallado de zonas inundables con la determinación de los puntos de máximo riesgo y, como consecuencia, de actuación preferente, además de "la revisión de los planes de emergencia por inundaciones de ámbito local, con la plena colaboración de la Junta, y la consiguiente mejora de los sistemas de coordinación y activación de dichos planes en sus diferentes ámbitos territoriales".

En relación al planeamiento urbano de los municipios, se ha propuesto la identificación de todas las viviendas y otros inmuebles construidos en zonas anegables por los cauces fluviales y la determinación de su situación jurídica y compatibilidad con la legalidad. En los casos en los que se detectaran situaciones anómalas, se estudiarían las actuaciones urbanísticas que deberían abordarse tanto por la administración autonómica como por la de ámbito local.

Los responsables de la Junta de Andalucía han traslado a los alcaldes la posibilidad de analizar y mejorar, en su caso, el sistema de alarma e información utilizados por la Agencia Nacional de Meteorología y la Agencia Andaluza del Agua en relación con la previsión de precipitaciones y las actuaciones de desembalses para prever las crecidas de ríos y arroyos.

El plan de trabajo incluye también la posible corrección de los puntos conflictivos de las redes viarias en caso de inundaciones y en el estudio de las zonas de los cauces donde se vienen produciendo desbordamientos para determinar la mayor limpieza y dragado de los mismos.

En el ámbito agrícola, la propuesta se centra en analizar las prácticas aplicadas en los cultivos que tienen repercusión en los cauces y poner especial atención en los caminos rurales afectados y, en el de los sistemas de intervención, en configurar una Brica como elemento de intervención inmediata en Madroñalejos.

Por último, las administraciones han valorado el análisis del sistema actual de información y alarma temprana y de los protocolos de actuación, para homogeneizarlos y optimizar los recursos disponibles, y han subrayado la necesidad de revisar las obras en ejecución o planificadas para priorizar las de carácter más urgente.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies