La Junta no se plantea revisar sus presupuestos tras la cifra de déficit

Actualizado 29/02/2012 16:00:11 CET

La Junta no se plantea revisar sus presupuestos tras la cifra de déficit

Alerta sobre la "mentira del gasto excesivo" de las CCAA

Actualizado 29/02/2012 16:00:11 CET
Mar Moreno, Este Martes En Rueda De Prensa
Foto: EUROPA PRESS

SEVILLA, 29 Feb. (EUROPA PRESS) -

   La consejera de la Presidencia y portavoz del Gobierno andaluz, Mar Moreno, ha manifestado este martes que la Junta no se plantea "revisar" los Presupuestos andaluces para este ejercicio después de que el Ejecutivo de la Nación haya dado a conocer que esta comunidad cerró 2011 con un déficit del 3,22 por ciento.

   Moreno no ha concretado qué cifra de déficit de Andalucía maneja la Junta, que ha mostrado su disconformidad con la cifra ofrecida por el Gobierno central, y ha apuntado que en este momento la administración central tiene unas "deudas" con esta comunidad cercanas a los 3.000 millones de euros, tanto por la Disposición Adicional Tercera del Estatuto de Autonomía (que establece la inversión del Estado en esta región en función de su población), como por los Fondos de Competitividad, con lo que se bajaría "mucho del 3,22".    

   En la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno, Mar Moreno, ha defendido, en cualquier caso, el déficit "más que razonable" de la Junta, que ha calificado de "muy favorable" en el contexto nacional, y ha pedido "lealtad" en el cumplimiento del modelo de la financiación autonómica por parte del Gobierno de la Nación.

   Mar Moreno ha alertado sobre la "mentira que se está construyendo en relación con el gasto excesivo de las comunidades autónomas" cuando "el 60 por ciento del déficit de España corresponde al Estado y no a las autonomías" y ha puesto de manifiesto que "este debate de ahorro y de gasto es en realidad un debate de modelo de sociedad, de políticas y de qué queremos destinar a educación, sanidad y políticas sociales".

   "La Junta no sólo apoya, sino que demanda flexibilizar los objetivos de déficit en el marco de la Unión Europea (UE), y estamos absolutamente convencidos de que una política limitada al recorte y al control del déficit sólo va a conducir a una recesión mayor y a destruir más empleo en nuestro país y en el conjunto de la UE", ha añadido Moreno, que ha insistido en la necesidad de abrir "un debate serio y riguroso sobre qué políticas apoyamos, qué políticas ahorramos y lealtad en el cumplimiento del modelo de financiación y en la fiscalidad del Estado y de las comunidades autónomas".

   Ha señalado que si Andalucía no ve atendidas sus demandas de financiación y si no hay una aplicación correcta del modelo de financiación de las comunidades, el Gobierno autonómico no descarta pedir también una revisión "de los objetivos internos de España porque no tiene ningún sentido que se hable de quién gasta y no de en qué gastamos". Se trata de ver, según ha puntualizado, si la administración central tiene que hacer más sacrificios o si tenemos que preservar la educación y sanidad pública, preservando una capacidad de endeudamiento y de contención de déficit "más razonable para las comunidades".

   Ha criticado que se esté montando un "verdadero escándalo en torno al 3 por ciento de déficit de las comunidades, mientras se está tapando que el Estado tiene un déficit del 5 por ciento, de manera que ahora mismo el 60 por ciento del déficit que tiene España corresponde a un déficit de la administración central y no al de las comunidades. "Se está dando un enfoque torticero y engañoso que carga contra las comunidades autónomas, cuando éstas están haciendo un enorme esfuerzo de contención", ha indicado.

   Para Moreno, el verdadero debate que tiene que abrirse en España es el relativo a en qué se gasta y en qué se ahorra, "no quien gasta o quien ahorra", apuntando que cuando se habla del gasto de las regiones se está hablando del gasto en educación, en sanidad o políticas sociales.

   "Si se asfixia a las comunidades, se están asfixiando las políticas de educación, de sanidad y las políticas sociales", según Moreno, quien ha recordado que el artículo 8.2 de la Ley General de Estabilidad Presupuestaria permite distribuir el déficit de una manera distinta a como se distribuye en la actualidad. Ha explicado que el citado precepto permite distribuir el déficit correspondiendo al Estado el 20 por ciento; a las comunidades, el 75 por ciento, y a las corporaciones locales, el 5 por ciento.

INVERTIDO LAS OBLIGACIONES DE DÉFICIT

   Según la consejera, al haberse invertido las obligaciones de déficit y haber obligado a una disminución del déficit superior a las comunidades autónomas, se está pidiendo a éstas un "esfuerzo extraordinario, que va más allá incluso de la Ley General de Estabilidad Presupuestaria" y que es superior al del Estado.

   "No se trata de cuánto nos desviamos de los objetivos marcados, sino que se trata de cuál es el objetivo marcado", según la consejera de Presidencia, quien ha señalado que en la distribución interior del déficit en España, el Estado se puso "el listón más alto" y a las regiones se les puso un "listón muy bajo". En este sentido, según Moreno, hay un "esfuerzo extraordinario que recae sobre las comunidades autónomas, más allá del déficit concreto de Andalucía, que, aparte de ser discutible porque tendremos que ponernos de acuerdo en las cuentas con el Estado, a todas luces es razonable porque está prácticamente en la media".

   Se ha mostrado convencida además de que si el déficit se midiera por déficit por habitante y no por PIB, Andalucía estaría "muy por debajo de la media del conjunto de comunidades" y ha indicado que el cumplimiento del 1,3 por ciento de déficit tenía que llevar aparejado siempre el cumplimiento del modelo de financiación, "cosa que no ocurrió con el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, motivo por el cual se interpusieron contenciosos, y cosa que no parece que vaya a ocurrir con el Ejecutivo de Mariano Rajoy, que a día de hoy tampoco está cumpliendo los compromisos económicos con el conjunto de comunidades ni está respetando el modelo de financiación".