Junta pide desvincular el agua de la confrontación política y PP-A la acusa de "rechazar el consenso" en el Guadalquivir

Actualizado 26/02/2013 19:39:06 CET

SEVILLA, 26 Feb. (SEVILLA, 26) -

El consejero de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, Luis Planas, ha exigido "desvincular" las políticas relacionadas con la gestión del agua "de la confrontación política" por tratarse de un tema "muy importante" en el que es necesario un consenso entre todas las partes implicadas para "no someterlo a una consideración puramente partidaria".

Así lo ha reclamado este martes en el Parlamento de Andalucía en el transcurso de una comparecencia sobre la posición de la Junta durante la gestión del Plan Hidrológico de la Demarcación de la Cuenca del Guadalquivir y en la que ha lamentado que el plan finalmente acordado para la esta cuenca por el Consejo Nacional del Agua, el pasado mes de diciembre, se haya hecho "al margen de Andalucía" pese a que la comunidad "representa el 98 por ciento del consumo de agua de dicha cuenca, concentra el 90 por ciento de su territorio y cuenta con competencias exclusivas en materia de Agricultura, Medio Ambiente y Ordenación del Territorio".

Planas, que ha defendido en todo momento la "voluntad máxima" de consenso de la Junta en esta materia "hasta 48 horas antes" de que el Consejo Nacional del Agua diera luz verde al citado plan hidrológico, ha criticado igualmente que Andalucía vaya a tener una representación "exactamente igual" a la que tiene la comunidad autónoma de Murcia, "que supone el 0,1 por ciento del conjunto de la cuenca" frente al 98 de la región andaluza.

Por ello, y ante las críticas del PP-A de utilizar también el agua para "confrontar por confrontar y exigir a los demás lo que no han hecho cuando tenían todas las competencias para hacerlo", el consejero ha insistido en que la intención de llegar a un consenso con el Gobierno en este tema fue "toda" y "ninguna para hacer de esto una maniobra sectaria".

Es por eso por lo que ha hecho hincapié en la necesidad de "apostar por una administración del agua que asegure la participación real de las comunidades autónomas implicadas y que se desvincule de la confrontación política" y que evite situaciones como la actual, donde la Junta no tiene representación en el órgano que decide cada año el agua de la que van a disponer los diferentes sectores económicos y cuenta, además, con una "participación minoritaria" en el resto de los órganos como la Junta de Gobierno, el Consejo del Agua o el Comité de Autoridades Competentes.

Tras insistir en que el agua es "un patrimonio común y finito que es necesario conservar y proteger", ha considerado "necesario encontrar elementos comunes a pesar de la divergencia", aspecto éste que le ha sido reprochado por la diputada 'popular' Carolina Fernández Vigo al entender que ha sido el PSOE-A el "incapaz" de dialogar y aprobar un plan hidrográfico consensuado con el resto de agentes implicados.

"Ha habido consenso y el Consejo Nacional ha aceptado el 78 por ciento de las propuestas que se han hecho. Han sido ustedes los que han hecho nada por el consenso y se han quedado solos con los ecologistas", le ha espetado González Vigo al consejero.

En esa línea, ha recordado a Planas que durante tres años tuvieron capacidad en la Agencia Andaluza del Agua de hacer lo que ahora reclaman al Gobierno de la nación y no que han "devuelto a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir el 50 por ciento" de los expedientes sin resolver "y muchos ni siquiera se han iniciado después de tres años". "Deben de hasta callarse, deben pagar a los contratistas por los trabajos realizados y por deber deben hasta el IBI de los pantanos de 2011", ha apostillado.

Ante ello, la 'popular' ha celebrado que ahora el Guadalquivir sea "más andaluz que nunca" y se gestione "en la sede de la Confederación en Sevilla por y para Andalucía y no para los socialistas", unas palabras que le ha rebatido el consejero al entender que el PP-A "continúa creyendo en una Andalucía gobernada desde la Plaza de España, una Andalucía que ya no existe porque se gobierna desde San Telmo con la participación de todos los ciudadanos", le ha contestado.

El consejero también le ha afeado que los 'populares' no sean "rigurosos" a la hora de aportar datos y que tampoco sean capaces de decir claramente en la Cámara autonómica si apoyan o no el establecimiento de medidas de mejoras para la eficiencia en el uso del agua o si están a favor de la "discriminación" ente los regantes actuales y los futuros. "Me hubiera gustado escuchar sus respuestas porque así hubiéramos podido conocer la posición del PP-A", ha añadido Planas, quien ha advertido de que su comparecencia de este martes (a petición propia) no ha sido "para armar ruido" sino por "dotar de transparencia" a un tema "tan importante" y en el que la Junta, según ha recalcado, seguirá implementando "medidas para poder gestionar de forma eficiente" la Cuenca del Guadalquivir.

APOYO DE IULV-CA Y PSOE-A

La exposición del consejero ha contado con el apoyo tanto de IULV-CA y PSOE-A, grupos que han criticado igualmente que el Consejo Nacional haya aprobado el Plan Hidrológico de la Demarcación de la Cuenca del Guadalquivir sin contar con Andalucía.

Así, el diputado de IULV-CA Manuel Baena ha recordado que la directiva europea del agua ponía énfasis en la participación de los territorios afectados y que, precisamente por eso, "ha llamado tanto la atención" que el Gobierno "obviara las conclusiones de un debate de más de cinco años" entre todas las partes implicadas.

Es por eso que no ha dudado en tachar el Plan Hidrológico en "una chapuza y un atentado contra Andalucía" que, además, "amenaza una reserva natural y patrimonio de la humanidad como es Doñana". El consejero ha llegado a decir que "suscribe" la intervención de Baena y también se ha mostrado "muy preocupado" por la situación del Parque Nacional en todo esto.

Baena, además, ha criticado que el texto aprobado no haga referencia alguna "a la oposición de que se utilicen técnicas de inyección de aguas con productos químicos que conllevan la contaminación de aguas subterráneas". "Era el momento para haberlo hecho", ha añadido tras lamentar que "tampoco se contemple la pérdida de biodiversidad, la contaminación o el impacto paisajístico".

Por su parte, la portavoz socialista Josefa Vioque ha incidido asimismo en que el Plan Hidrológico del Guadalquivir "rompe todo el consenso alcanzado" hasta meses antes de finales de 2012 y se "eliminan cuestiones de primer orden para avanzar en el ahorro del agua" en la comunidad. Por ello, ha pedido al Gobierno que "tome ejemplo de la planificación de la Junta y de su permanente voluntad de consenso".

COMPROMISOS DE PLANAS

El consejero de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente también ha aprovechado su intervención para destacar el "fuerte compromiso" de la Junta de Andalucía con la modernización del regadío y ha destacado el "esfuerzo inversor" en el Plan de Regadíos de Andalucía 1995-2008 y de la Agenda del Regadío Andaluz horizonte 2015.

En el primer caso, ha señalado que se han invertido en modernización 1.380,5 millones, "que han permitido reducir un 31 por ciento el riego en superficie y que se duplique la superficie con riego localizado, que ha pasado de las 304.106 hectáreas de 1997 a las 708.059 de 2008". Por lo que respecta a la Agenda del Regadío Andaluz Horizonte 2015, ha dicho que se prevé una inversión de 1.294 millones para implementar los cambios necesarios para que las explotaciones en regadío obtengan unas producciones lo más competitivas posibles dentro del nuevo escenario de la Política Agrícola Común (PAC), atendiendo siempre a criterios de sostenibilidad económica, social, ambiental y territorial.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies