Un jurado enjuicia desde este viernes a un acusado de matar a martillazos a un hombre en Palomares

Actualizado 18/05/2012 7:46:17 CET

SEVILLA, 18 May. (EUROPA PRESS) -

Un jurado popular enjuiciará a partir de este viernes a un hombre de 46 años, identificado como J.L.G., acusado de matar a martillazos a otro en la localidad sevillana de Palomares del Río porque sospechaba que mantenía una relación con una amiga de ambos, a la que también amenazó con el martillo diciéndole "acuérdate que te puede pasar lo mismo a ti", hechos por los que la Fiscalía le pide 20 años y seis meses de cárcel.

De este modo, en la jornada de este viernes tendrá lugar la constitución del jurado, que quedará compuesto por nueve personas más dos suplentes, y las alegaciones previas de cada una de las partes personadas en el procedimiento, mientras que la declaración del acusado no tendrá lugar hasta el próximo lunes.

Según relata el Ministerio Público en su escrito de acusación, consultado por Europa Press, los hechos tuvieron lugar sobre las 9,30 horas del 26 de junio de 2010, cuando el acusado, acompañado de ambos, se dirigió a una casa en ruinas conocida como 'Casa de la loca' ubicada en un camino rural de Palomares "con la intención de consumir droga".

Tras varias horas en aquel lugar, las víctimas decidieron ir solos al coches del procesado, que permanecía aparcado en la puerta de la casa, "lo que hizo creer a éste que entre ellos existía una relación sexual", por lo que, "molesto" por esta circunstancia, se hizo con un martillo que guardaba en el maletero y esperó dentro de la caseta a que regresaran sus acompañantes.

Cuando éstos volvieron, "y aprovechando un momento" en que el fallecido se agachó para abrocharse los zapatos, el imputado, "que se encontraba a su espalda", sacó "de manera sorpresiva y súbita" el martillo que escondía detrás de su cuerpo y "con el ánimo de acabar con su vida" le propinó al fallecido, "incapaz de defenderse", múltiples golpes en la cabeza que le hicieron caer al suelo.

Una vez en el suelo, el procesado siguió golpeándole con el martillo, todo ello hasta que, en un momento dado "y con la intención de asegurar la consecución de su objetivo", le propinó un fuerte golpe en la cabeza con una piedra, a consecuencia de lo cual la víctima sufrió lesiones que le provocaron el fallecimiento "por lesión irreversible de centros nerviosos vitales".

Tras ello, según prosigue el fiscal, el acusado arrastró el cadáver a otra estancia de la casa, se dirigió a la mujer, que había salido corriendo de la caseta al observar lo que ocurría, "y con ánimo de amedrentarla y evitar que desvelase lo que acababa de presenciar", le propinó un puñetazo en la cara y se aproximó a ella elevando el martillo sobre su cabeza y diciéndole "ven, ven".

Antes de abandonar el lugar, el imputado se dirigió a ella diciéndole "acuérdate que te puede pasar lo mismo a ti", hechos que "causaron una gran desazón y temor" en la mujer, "que le impidieron actuar en modo alguno".

Por todo ello, la Fiscalía pide para el acusado 17 años de prisión por un delito de asesinato y tres años y medio de cárcel por un delito de amenazas, así como el pago de una indemnización de 100.000 euros a la madre del fallecido.