Juzgan este martes a dos cuñados acusados de abusar de sus respectivas hijas en Los Pajaritos

Actualizado 07/05/2013 7:56:09 CET

SEVILLA, 7 May. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia Provincial de Sevilla juzgará este martes a dos hombres, cuñados entre sí, para quienes la Fiscalía pide 20 años de cárcel por abusar sexualmente de sus hijas o sobrinas menores de edad, a las que supuestamente se intercambiaban para llevar a cabo estos actos en una vivienda de la barriada de Los Pajaritos de la capital hispalense.

Fuentes judiciales han informado a Europa Press de que el juicio ha sido suspendido ya en dos ocasiones, la última de ellas el pasado día 11 de febrero, cuando uno de los testigos "principales" no pudo asistir al juicio debido a que se encontraba ingresado en un centro hospitalario, por lo que la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Sevilla aplazó la celebración de la vista oral hasta este martes.

En la vista oral se sentarán en el banquillo tanto los dos cuñados como sus respectivas esposas, acusadas de un delito de corrupción de menores.

En su escrito de acusación, el Ministerio Público pide para cada acusado diez años de cárcel por un delito continuado de abusos sexuales con acceso carnal por acción, al abusar presuntamente de una de sus sobrinas menores de edad, y otros diez años por otro delito del mismo tipo pero en este caso por omisión, al "saber y autorizar" que se cometieran los abusos sobre sus respectivas hijas.

Los dos padres, identificados como A.M. y J.M.P. y que se encuentran en libertad provisional después de permanecer en prisión durante un periodo de ocho meses, fueron imputados juntos a sus respectivas mujeres, un tío de las menores y un vecino, aunque finalmente la Fiscalía sólo ha dirigido la acusación contra los cuatro primeros, según las fuentes consultadas por Europa Press.

De este modo, la Fiscalía pide para las madres de las menores seis meses de prisión por un delito de corrupción de menores y otros seis meses de cárcel por un delito de abandono de familia.

LA DEFENSA PIDE LA LIBRE ABSOLUCIÓN DE LOS IMPUTADOS

Asimismo, la acusación particular que ejerce la Junta de Andalucía solicita para los padres la misma pena y, en el caso de las progenitoras, pide para cada una de ellas diez años de cárcel por un presunto delito de abusos sexuales con acceso carnal por omisión, ya que considera que "conocieron" los hechos y aún así "los admitieron".

De su lado, el abogado que ejerce la defensa de los imputados ha informado a Europa Press de que, por su parte, solicita la libre absolución de sus patrocinados al entender que no hay pruebas de que cometieran los hechos que se les imputan.

Inicialmente, el Juzgado de Instrucción número 16 de Sevilla procesó a los imputados por un presunto delito continuado de abuso y agresión sexual, corrupción de menores y abandono de familia, y les impuso además el pago de una fianza de 100.000 euros.

LOS HECHOS

Así, las madres de las pequeñas fueron procesadas porque, según entendía el Juzgado, conocían los hechos e incluso habrían facilitado los encuentros al objeto de que se perpetraran los referidos abusos sexuales en sus propios domicilios.

Los hechos ocurrieron cuando las menores tenían entre seis y ocho años y los abusos fueron descubiertos en 2008, cuando los profesores de las niñas detectaron indicios de abusos, tras todo lo cual las menores fueron sometidas a distintos exámenes médicos que detectaron lesiones recientes provocadas supuestamente por agresiones sexuales.

Rafael Catalá

Rafael Catalá

Ministro de Justicia

28/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies