Juzgan este viernes al ex novio de la americana descuartizada por maltratarla y amenazarla

Actualizado 27/01/2011 16:47:45 CET

SEVILLA, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de lo Penal número 6 de Sevilla ha fijado para este viernes día 28 de enero el juicio contra un hombre, identificado como J.A.F.T., para quien la Fiscalía pide dos años y siete meses de prisión por supuestamente maltratar y amenazar de muerte entre 2007 y 2008 a Laura Cerna Baird, la mujer norteamericana de 49 años de edad que fue asesinada y descuartizada el pasado mes de agosto supuestamente por Antonio Gordillo Sala, de 30 años de edad y en prisión por estos hechos.

Según relata el Ministerio Público en su escrito de acusación, al que ha tenido acceso Europa Press, el encartado mantuvo una relación sentimental durante dos meses con Laura, relación que concluyó en torno a mediados de diciembre de 2007 y durante la cual convivieron durante algún tiempo en el domicilio que la víctima poseía en la barriada sevillana del Tiro de Línea.

En este sentido, añade el fiscal que en torno a las 6,00 horas del día 3 de diciembre de 2007 el imputado agredió a Laura con una escoba en la cabeza, la espalda y las manos estando ambos en el domicilio de la víctima, mientras que el día 11 de diciembre, a las 22,30 horas, "la insultó y le rompió una manta quilt americana de gran valor sentimental" para ella.

De igual modo, ya el 13 de diciembre de 2007, la víctima se encontraba junto a un amigo en un restaurante de la calle Felipe II, cuando el encartado llegó al lugar "y la insultó a gritos, agarrándola fuertemente por los hombros y lanzándola contra la pared, golpeándose la cabeza y cayendo al suelo". Ese mismo día, pero ya en el domicilio de ella, "la insultó" nuevamente y se marchó "con algunos efectos", entre ellos un teléfono móvil valorado en 39 euros "que tiró al suelo rompiéndolo".

AMENAZAS DE MUERTE

Al hilo de ello, en el escrito de acusación consultado por Europa Press el fiscal relata que el día 6 de enero de 2008 Laura se encontraba en compañía de un amigo paseando por la calle en la que tiene su domicilio, momento en el que apareció el imputado "y les dijo que la iba a matar, haciendo gestos con la mano de cortar el cuello". El mismo día, estando en un bar, "la volvió a amenazar con matarla", llevándose el teléfono móvil que tenía encima de la mesa y rompiéndolo contra el suelo.

El fiscal considera que estos hechos constituyen dos delitos de maltrato en el ámbito familiar, dos delitos de amenazas, dos faltas de vejaciones injustas y dos faltas de daños, hechos por los que pide 31 meses de prisión, el pago de una multa de 120 euros y una indemnización de 200 euros por las lesiones causadas y de 78 euros por los dos teléfonos móviles destrozados.

Rafael Catalá

Rafael Catalá

Ministro de Justicia

28/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies