Limones subraya el impulso económico de la SE-40 para la instalación de grandes empresas y el turismo en Alcalá

Actualizado 14/11/2011 18:57:52 CET

ALCALÁ DE GUADAÍRA (SEVILLA), 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

El alcalde del municipio sevillano de Alcalá de Guadaíra, Antonio Gutiérrez Limones (PSOE), ha destacado este lunes la puesta en servicio del primer tramo de la SE-40, que supone un "importante impulso" económico para la ciudad al procurar una mejor comunicación para la atracción de nuevas empresas y de turismo a la zona.

Gutiérrez Limones ha indicado a Europa Press que la apertura de este nuevo enlace ha sido una "buena noticia" que se ha acogido con "gran satisfacción" en el municipio, teniendo en cuenta que basa "gran parte" de su economía en el sector industrial. Así, recuerda que actualmente Alcalá se encuentra ofertando unos tres millones de metros cuadrados en suelo industrial para que se asienten nuevas empresas, por lo que la SE-40 supondrá un "impulso" para su instalación.

Igualmente, la ciudad cuenta con 3.000 compañías instaladas en los distintos polígonos industriales y "buena parte de ellas necesita siempre mejoras logísticas para ser más competitivas, algo que ahora se consigue".

En este sentido, destaca su importancia para la creación de riqueza y empleo para Alcalá, donde avanza que hay grandes empresas como Makro que han mostrado su intención de asentarse en los alrededores de la SE-40, al abrirse una nueva vía de comunicación con Córdoba y Madrid.

"Ahora Alcalá tiene otro nuevo enlace con el aeropuerto de San Pablo que la coloca incluso más cercana que Sevilla capital", añade el primer edil alcalareño, que subraya su importancia para el turismo, especialmente ante el impulso que pretende darse en este área con las riberas del Guadaíra y el patrimonio existente.

El Ministerio de Fomento puso el día 13 de noviembre en servicio el primer tramo de la Autovía de Circunvalación del Área Metropolitana de Sevilla (SE-40), que conecta la autovía del Sur (A-4) en su punto kilométrico 527,5 y la A-92 en las proximidades de la localidad sevillana de Alcalá de Guadaíra.

Según ha explicado el Ministerio en un comunicado, el tramo La Rinconada-Alcalá de Guadaíra, con una longitud de 10,16 kilómetros, ha supuesto una inversión del Gobierno de España de más de 108 millones de euros. Este primer tramo permitirá que la zona industrial que hay desarrollada en torno a la A-92, en la periferia de Sevilla y en el municipio de Alcalá de Guadaíra, pueda comunicarse con la A-4 sin tener que utilizar la SE-30 que, en la actualidad, se encuentra ya saturada, según informa el Gobierno central.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies