Maeztu archiva su actuación por el poyete de la calle Betis

La barandilla de la calle Betis.
ARCHIVO.
Actualizado 22/01/2016 19:24:14 CET

SEVILLA, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

Después de que en agosto arrancase la instalación de una barandilla de seguridad a lo largo de la zapata de la calle Betis a cuenta de la muerte en noviembre de 2014 de una joven polaca que se precipitó desde la misma, la Oficina del Defensor del Pueblo Andaluz, dirigida por Jesús Maeztu, ha dado por "concluidas" las actuaciones incoadas al respecto, al constatar el fin de las obras en octubre.

En una resolución recogida por Europa Press, la Oficina del Defensor del Pueblo Andaluz da cuenta de que inició esta actuación de oficio "con objeto de conocer las actuaciones que hubiera realizado el Ayuntamiento de Sevilla o autorizado la Delegación Territorial en Sevilla de Educación, Cultura y Deporte, a fin de dotar de las debidas condiciones de seguridad para las personas al pretil de la calle Betis, de Sevilla, en el que, en aquellas fechas, había ocurrido un lamentable accidente".

"Después de las diferentes actuaciones que hemos realizado con ambos organismos, hemos conocido que se había redactado, por parte del Ayuntamiento, un proyecto de instalación de barandilla de seguridad, que fue remitido a la Delegación Territorial de Educación, Cultura y Deporte a los efectos de emisión de informe y autorización previa, en su caso, de la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico".

Tras la última petición de informe formulada al Ayuntamiento de Sevilla, éste informó según la Oficina de Maeztu que, con fecha 2 de octubre de 2015, "se concluyó la instalación de la barandilla de la calle Betis, que permite alcanzar una altura mínima de 1,10 metros en todo el pretil de la zapata, conforme al proyecto aprobado por la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico".

Así las cosas, "resultando que se habían adoptado medidas preventivas destinadas a garantizar la seguridad en la zona de la calle Betis donde se produjo el desgraciado accidente que ocasionó la muerte de una estudiante extranjera y que ello se ha producido compatibilizándolo con los valores patrimoniales de la zona, dimos por concluidas nuestras actuaciones".