Maíllo defiende la convergencia y descarta que IU pueda "diluirse"

Maíllo con los alcaldes electos de IU-CA.
EUROPA PRESS
Actualizado 08/06/2015 8:17:23 CET

SEVILLA, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

El coordinador general de IU-CA, Antonio Maíllo, ha defendido este sábado que la convergencia política es una de las "señas de identidad" de la federación de izquierdas desde 1986 y ha negado que la coalición corra riesgo de "diluirse" a cuenta de su apuesta por la confluencia política de cara a las elecciones generales. La convergencia política y electoral, según esgrime, "no es incompatible con las identidades y personalidades políticas".

Maíllo ha encabezado este sábado en Sevilla una reunión del Consejo Político Andaluz de IU, ampliado a los candidatos a alcaldías que ganaron en las elecciones del 24M. En este contexto, ha analizado el punto de inflexión que atraviesa la federación de izquierdas tras los resultados obtenidos a nivel estatal en las elecciones municipales y autonómicas del 24 de mayo, dado que el candidato de IU a la Presidencia del Gobierno, Alberto Garzón, ha anunciado que la coalición apuesta de cara a las elecciones generales por participar en una candidatura de unidad popular que respete la pluralidad de las diferentes fuerzas políticas y sin "hegemonía ni imposición" de ninguna de las formaciones que participen.

Maíllo, en ese sentido, ha defendido que IU está abogando precisamente por la estrategia acordada en la asamblea federal celebrada por la federación de izquierdas en diciembre de 2012, es decir "sumar fuerzas para romper el bipartidismo", que a su juicio no ha dejado otra cosa que "injusticia". En aquella asamblea federal, según rememora, IU acordó "encontrarse con todas las fuerzas políticas y sociales y mareas para unirnos y ganar la Moncloa en noviembre de 2015".

Y es que las elecciones municipales y autonómicas del pasado 24 de mayo, marcadas por la fragmentación del voto a cuenta de la ampliación de la oferta política, han demostrado a su juicio que "nadie en solitario puede ser la palanca de cambio, ni nosotros ni tampoco Podemos, ni ninguna otra fuerza", lo que obliga a la "unidad popular" para conformar una "alternativa al bipartidismo desde la unión de todas las izquierdas".

Respecto al futuro de IU una vez se sumerja en dicho proceso de convergencia, Maíllo ha defendido que la federación de izquierdas "ni se diluye ni desaparece", porque IU "se refuerza en la política de convergencia". "Desde 1986, la convergencia es una de nuestras señas de identidad", ha manifestado opinando que la confluencia política y electoral "no es incompatible con las identidades y personalidades políticas".

Así, el coordinador general de IU-CA ha apostado por las "listas unitarias de unidad popular para comenzar a construir un nuevo país".