Marea Verde Andalucía expresa su "más profundo rechazo" a la FPB y exige a Junta que "paralice" la implantación de Lomce

Publicado 07/07/2014 17:03:57CET

SEVILLA, 7 Jul. (EUROPA PRESS) -

El colectivo Marea Verde Andalucía expresa su "más profundo rechazo" a la intención del Gobierno Andaluz de implantar para el curso 2014/15 la Formación Profesional Básica en la comunidad y solicita a la Junta de Andalucía que "de verdad se oponga" a la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) y "paralice" su implantación.

En un comunicado, recuerda que prácticamente toda la comunidad educativa, familias a través de las asociaciones de padres y madres de los centros, docentes presentes en Marea Verde, profesorado de numerosos Institutos como el del IES V Centenario o el IES Diamantino García de la capital andaluza, e incluso ciertos organismos de la propia administración educativa como el CEP de Huelva "están mostrando a nivel oficial su rechazo a la implantación de la mencionada FP Básica".

En este sentido, recuerda que este último organismo, dependiente directamente de la Consejería de Educación, Cultura y Deporte, y dedicado a asesorar y formar al profesorado, "aprobó por mayoría de su equipo técnico emitir un comunicado alertando de las lamentables consecuencias que tendría su aprobación para el sistema educativo andaluz en general, y para el alumnado más vulnerable y necesitado del mismo en particular".

Así, Marea Verde Andalucía considera que "es una auténtica aberración" la implantación de un sistema que "en pos de maquillar los resultados académicos oficiales, propone abiertamente la segregación de estudiantes en el segundo ciclo de Secundaria, tratándolos directamente como disruptivos, sin ser la FP Básica una medida real de atención a la diversidad, algo que los anteriores Programa de Capacitación Profesional Inicial (PCPI) sí contenían explícitamente".

Por lo tanto, el colectivo solicita a la Junta de Andalucía que "de verdad se oponga a la Lomce y paralice su implantación, para proceder a reforzar las medidas de atención a la diversidad y aumentar la contratación de personal docente cuanto sea necesario para atender de manera adecuada y real a estos estudiantes, que son los que más lo necesitan".

De este modo, recuerda que el Gobierno Andaluz, a través de la Consejería de Educación y de la propia Presidencia, ha manifestado su "oposición" a la nueva ley educativa, pronunciándose en contra de muchos aspectos de ésta, incluyendo la Formación Profesional Básica. Además, el grupo socialista del Congreso y casi la totalidad de los grupos de la oposición "firmaron en su día un acuerdo, en el que se comprometían a derogar la Lomce en cuanto tuviesen mayoría suficiente", y la práctica totalidad de la comunidad educativa "se han pronunciado contra la nueva ley".

Además, en el País Vasco o en Cataluña no habrá FPB el próximo curso. Pero, a pesar de todo ello, en Andalucía se implantará la FPB en el 2014/15 de manera "atropellada y chapucera", toda vez que señala que "da la sensación de que la Consejería de Educación ha aprovechado el discurso del 'imperativo legal', por un lado, y el de 'minimizar los efectos de la FPB, por otro, para perpetrar nuevos recortes de plazas y de profesorado".

"Si de verdad hubiera una preocupación por la implantación de la Lomce, la Consejería tendría que haber consensuado con todos los sectores de la comunidad educativa que se han manifestado en contra de la nueva ley, cómo se iba a realizar tal implantación, para de verdad, disminuir o anular los efectos de la FPB", señala Marea Verdad.

Sin embargo, se ha optado por elaborar unas instrucciones que "aumentan todavía más las negativas consecuencias de la FPB". La orden dictada desde la Consejería "lleva a configurar grupos de hasta 30 alumnos con perfil disruptivo, algo inmoral e intolerable que redundará en menos cohesión social y más exclusión", lamenta el colectivo, que añade que la implantación "exprés" de FP Básica en Andalucía "dará al traste con el futuro del alumnado más vulnerable de Andalucía, conduciéndolos a un callejón sin salida".

Por todo ello, desde Marea Verde Andalucía "nos sumamos a familias, claustros y entidades educativas oficiales como el CEP de Huelva, hacemos público nuestro rechazo a la implantación de la FPB y ponemos de manifiesto la nefasta gestión de la Junta de Andalucía en este asunto".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies