Méndez respalda la decisión de UGT-A en sus relaciones con la Junta, que "ha sido muy meditada"

Daniel Alastuey (UGT-Aragón) y Cándido Méndez.
EUROPA PRESS
Actualizado 07/12/2014 17:25:28 CET

SEVILLA/ZARAGOZA, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, ha expresado su respaldo a la decisión de UGT-A de no acudir a actos institucionales organizados por la Junta de Andalucía ni a actos públicos convocados por los dos partidos que lo integran, PSOE-A e IULV-CA, y ha indicado que "ha sido una decisión muy meditada que entiendo y respaldo".

Méndez ha sido preguntado en Zaragoza por el hecho de que UGT-A haya roto relaciones con la Junta de Andalucía por el caso de presuntas irregularidades con las subvenciones recibidas por el sindicato, ante lo que se ha limitado a mencionar que "ha sido una decisión muy meditada que entiendo y respaldo".

Por otro lado, el secretario general de UGT ha asegurado que la central sindical actúa con "contundencia y celeridad" ante las supuestas irregularidades que se presentan dentro de la organización.

"Esos problemas los estamos resolviendo con garantía democrática y estatutaria", ha apostillado Méndez este viernes en una rueda de prensa en Zaragoza, al tiempo que ha sostenido que "no se deben confundir situaciones que afectan a personas concretas con el desarrollo de la actividad general del sindicato y con el comportamiento intachable e impecable de la inmensa mayoría".

Ha indicado que el UGT ha aprobado un código ético y analizado su desarrollo, al tiempo que ha abogado por reforzar la disponibilidad de recursos de las comisiones de garantías y de control económico del sindicato.

Ha asegurado que el sindicato ha tomado medidas "rápidas", apartando "a aquellas personas que se han visto afectadas por esta situación" y ha señalado que los problemas de irregularidades y corrupción afectan a "partidos políticos y a otras instituciones".

Por ello, ha apostado por "dar un paso" más para enviar "un mensaje a la población" contra la corrupción. Ha reclamado la realización de una declaración solemne por parte del Congreso y del Senado para erradicar prácticas corruptas.

Además, "elegir una comisión independiente que emita un dictamen con una serie de líneas para luchar contra la corrupción y, sin esperar al conocimiento del dictamen de esa comisión, un compromiso de adhesión por parte del partidos, sindicatos y patronal" para acabar con la corrupción.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies