Mercasevilla mantiene una "provisión" de 1,65 millones por la fianza impuesta por Alaya a Mellet

Fernando Mellet comparece en la comisión del caso ERE
EUROPA PRESS/PARLAMENTO ANDALUZ - Archivo
Publicado 06/04/2018 14:39:08CET

SEVILLA, 6 Abr. (EUROPA PRESS) -

La sociedad mixta Mercasevilla, participada mayoritariamente por el Ayuntamiento hispalense y Mercasa, mantiene actualmente una provisión de 1,65 millones de euros para hacer frente a la responsabilidad civil subsidiaria que pesa sobre la empresa, respecto a la fianza por la misma cuantía impuesta al exdirector de la lonja Fernando Mellet, por su imputación en las irregularidades detectadas en los expedientes de regulación de empleo (ERE) de la lonja correspondientes a los años 2003 y 2007.

Así lo reflejan las cuentas de Mercasevilla correspondientes a 2017, recogidas por Europa Press y que arrojan pérdidas por valor de más de 4,6 millones de euros, pese a que el resultado anual de explotación antes de "gastos e ingresos excepcionales" reflejaba un beneficio de 661.809 euros. Tal extremo, como es sabido, deriva de la sentencia que condena a la empresa a indemnizar con casi nueve millones de euros la constructora Sando, junto con los también millonarios intereses de demora implícitos en el litigio.

Las cuentas de 2017, además y como ya ha sucedido en años anteriores, incluyen 1,65 millones de euros "en concepto de provisión por la responsabilidad civil subsidiaria ratificada por la Audiencia Provincial de Sevilla contra Mercasevilla" en un auto fechado el 23 de diciembre de 2015, con relación a la fianza impuesta al antiguo director de la lonja Fernando Mellet.

POR ORDEN DE ALAYA

Fue allá por 2014, recordémoslo, cuando la juez Mercedes Alaya, entonces titular del Juzgado de Instrucción número seis de Sevilla, impuso una fianza de responsabilidad civil de 1,65 millones de euros al exdirector de Mercasevilla Fernando Mellet, a cuenta de su presunto papel en las irregularidades descubiertas en los ERE de 2003 y 2007 de la sociedad mixta. La instructora declaraba además la responsabilidad civil subsidiaria de la empresa, aspectos todos confirmados por la Audiencia Provincial.

La Audiencia Provincial zanjaba al respecto, entre otros muchos aspectos, que "además de la aprobación del ERE de 2003 extramuros de la legalidad vigente a la sazón, se incluyeron varios trabajadores que no habían cumplido la edad de 50 años, requisito objetivo para poder ser incluido en el mismo".

Y aunque Mercasevilla había pedido a la Audiencia que anulase la decisión de la juez Mercedes Alaya de declarar la responsabilidad civil subsidiaria de la empresa respecto a la fianza impuesta a Fernando Mellet, alertando de que, en caso de tener que hacer frente a la misma, "muy probablemente se vería en la necesidad-obligación de solicitar concurso de acreedores", el mencionado auto de 23 de diciembre de 2015 ratificaba tal extremo.

Mercasevilla solicitó finalmente en 2016 su declaración en concurso voluntario de acreedores, pero como consecuencia de que no prosperase en su junta general de accionistas una ampliación de capital de 5,4 millones de euros, planeada ante la sentencia que condena a la sociedad a pagar casi nueve millones de euros a la constructora Sando.