Micaela Navarro llama a los jueces a utilizar las pulseras GPS contra maltratadores, que pueden "salvar vidas"

Actualizado 06/08/2010 16:32:52 CET

SEVILLA, 6 Ago. (EUROPA PRESS) -

La consejera para la Igualdad y el Bienestar Social de la Junta de Andalucía, Micaela Navarro, ha hecho un llamamiento a los jueces para que "apliquen todos los instrumentos disponibles" para hacer frente a la violencia de género, haciendo hincapié en el dispositivo de las pulseras GPS contra maltratadores, que dijo, "son muy eficaces y pueden salvar vidas".

En una entrevista con Europa Press, lamentó que este recurso, que se aplica dictaminas por los jueces en aquellos casos de malos tratos que se consideran de riesgo extremo para la víctima y que alertan de un posible quebrantamiento de la orden de alejamiento del agresor, se está utilizando "poco", de hecho, de las 3.000 disponibles, en toda España sólo están activas 400.

"Por favor, sigamos utilizando los recursos de los que nos provee la Ley Integral contra la Violencia de Género, que hay mecanismos suficientes para adecuarse a cada circunstancia y la calificación de riesgo que tiene cada una de las mujeres que presenta una denuncia por violencia de género", subrayó.

Navarro insistió en que, contra los malos tratos, "no podemos tirar la toalla nunca, sino todo lo contrario, tenemos que seguir llamando la atención para que, por un lado, las mujeres presenten denuncias contra sus agresores y, por otro, se pongan en marcha todos los mecanismos posibles para protegerlas".

Así, recordó que de las once mujeres que han perdido su vida este año como consecuencia de los malos tratos, sólo dos habían denunciado previamente a su agresor. "Quién puede proteger una persona que sufre malos tratos si no sabemos que está siendo agredida y amenazada", señaló.

FALTA DE PRUEBAS

En este sentido, lamentó que muchas de las víctimas "minimizan el riesgo de lo que les ocurre incluso ante un juez, a la vez que temen denunciar al agresor por miedo a que aumente su agresividad", lo que supone, en algunas ocasiones, que la justicia no pueda dictaminar sentencias condenatorias por falta de pruebas.

Asimismo, dijo, "también afecta a la credibilidad de las mujeres el debate abierto en torno a las supuestas denuncias falsas". "Repito una vez más que comete un delito quien conoce que se ha denunciado en falso y, a su vez, no lo denuncia", reivindicó, reclamando que "quien hable de denuncias falsas tiene que venir con un listada de cuántas denuncias contra la comisión de este delito ha puesto".

La consejera informó de que, en el primer trimestre de 2010, se solicitó la imposición de 1,422 órdenes de alejamiento, de la cuales se acordaron 1003. Por otro lado, durante todo 2009, fueron 7.113 las órdenes de protección solicitadas y 5.285 las finalmente impuestas.

En lo que respecta al Punto de Coordinación de violencia de género, que permite el intercambio de información entre los diferentes organismos competentes en la atención a las víctimas de este fenómeno, desde el 14 de noviembre se tramitaron 1.767 órdenes de protección en toda Andalucía, 1.372 de violencia de género y 395 de violencia doméstica.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies