Millán reclama el cese del presidente de Solidaridad Hispalense como miembro del Instituto del Taxi

Taxis en el aeropuerto de Sevilla
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 12/06/2018 14:20:40CET

SEVILLA, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

En el contexto de la investigación de los presuntos ataques y amenazas sufridos por conductores de vehículos de transporte concertado (VTC) a manos de taxistas y supuestas coacciones en la parada de taxis del aeropuerto de Sevilla, el portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento, Javier Millán, ha reclamado el cese "urgente" del presidente de la asociación Solidaridad Hispalense del Taxi, Enrique Filgueras, investigado en la causa, como miembro del consejo de gobierno del Instituto Municipal del Taxi.

Javier Millán ha celebrado este martes una rueda de prensa, en torno al contenido de los oficios elevados por la Brigada de Información de la Policía Nacional al Juzgado de Instrucción número ocho, respecto al papel de la asociación Solidaridad Hispalense del Taxi en el devenir de la parada de taxis del aeropuerto, donde esta entidad tiene precisamente instalada su sede.

Al respecto, ha recordado que la investigación policial refleja que "la mafia se ha hecho con el pleno control del servicio del taxi en el aeropuerto", usando para ello, según señalan los informes policiales, "amenazas e intimidación a otros compañeros e incluso el apedreamiento de vehículos que recogen a pasajeros", para acaparar la parada.

A colación, ha recordado que por estas prácticas, "el presidente y la junta directiva de Solidaridad del Taxi están siendo investigados judicialmente por graves delitos como amenazas, daños, coacciones y pertenencia a organización criminal, algo no compatible con seguir permaneciendo en los órganos de decisión sobre el servicio del taxi".

Así, ha incidido en que el presidente de Solidaridad Hispalense del Taxi, Enrique Filgueras, participa en el consejo de gobierno del Instituto Municipal del Taxi, un órgano encargado de "velar por la adecuada prestación del servicio público del taxi y ejercer la potestad sancionadora". "El lobo no puede vigilar a los corderos y quienes están siendo investigados por delitos como pertenencia a organización mafiosa no reúnen los requisitos necesarios ni pueden ser quienes vigilen el buen funcionamiento del taxi", ha aseverado.

"Mientras esta asociación esté siendo investigada por estos graves delitos no puede estar presente en ningún órgano del Ayuntamiento, lo que será un primer paso para acabar con la mafia del taxi que tiene secuestrada a Sevilla", ha abundado Millán, reclamando el cese "urgente" de Filgueras como miembro del Instituto Municipal del Taxi.

Y es que de momento, según Millán, el alcalde hispalense, Juan Espadas, "no ha hecho nada para acabar con esta lacra" y la "inmensa mayoría de taxistas honrados ven manchada su imagen por la cobardía, dejación de funciones y brazos caídos de quien debe asumir su responsabilidad". Además, ha recordado que el Ayuntamiento "también ha hecho oídos sordos" a la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía que avala la aplicación del turno rotatorio en la parada de taxis del aeropuerto, si así lo decide el Consistorio.

Así, Millán ha finalizado recordando a Espadas que "tiene la máxima responsabilidad en todo lo que está ocurriendo y no puede mirar hacia otro lado", por lo que le exige que "si no lo hace su propio concejal", a quien no considera "un interlocutor válido", sea él mismo quien "cese de forma urgente a Filgueras" como miembro del Instituto del Taxi.

LA INVESTIGACIÓN DE LOS TAXIS

Hablamos de la investigación de los presuntos ataques y amenazas sufridos por conductores de vehículos de transporte concertado (VTC) a manos de taxistas y las supuestas coacciones en la parada de taxis del aeropuerto, para monopolizar la misma. Y es que dicha parada, recordémoslo, está sujeta a una tarifa única que oscila entre 22,3 y 24,3 euros por trayecto.

Fruto de las pesquisas iniciales de la Brigada de Información de la Policía Nacional, que ha investigado al menos a 32 taxistas, el Juzgado de Instrucción número ocho ha dividido sus actuaciones en una primera causa sobre las supuestas amenazas y ataques de taxistas a conductores de VTC y unas segundas diligencias sobre presuntas situaciones de coacción y amenaza para acaparar la parada de taxis del aeropuerto de San Pablo.

En las segundas diligencias, en ese sentido, figuran como investigados los principales dirigentes de la asociación Solidaridad Hispalense del Taxi, entre ellos Enrique Filgueras, Antonio Velarde o Francisco Ternero, toda vez que esta organización está radicada precisamente en un local del aeropuerto de Sevilla, registrado en junio de 2017 por la Policía Nacional.

Al respecto, los informes policiales derivados de dicho registro, recogidos por Europa Press, reflejan que los agentes habrían encontrado en la sede de Solidaridad Hispalense del Taxi documentación relativa a supuestas sanciones de la asociación a sus miembros, con prohibiciones temporales respecto al uso de la parada de taxis del aeropuerto o medidas punitivas por no participar en las movilizaciones convocadas por la entidad. En algunas sanciones, según los agentes, mediaría la máxima de que ante "cualquier duda", los taxistas afectados debían dirigirse al secretario de la asociación y "nunca" al presidente, Enrique Filgueras, porque tal extremo implicaría la "duplicación" de la sanción.

EL PAPEL DE SOLIDARIDAD DEL TAXI

De estos extremos, a juicio de los agentes, se infiere "que la Asociación Solidaridad Hispalense del Taxi impone su propio calendario de días de descanso o bien se arroga la potestad sancionadora de la administración".

Entre la documentación decomisada, además, figurarían "fotografías de coches patrulla de la Policía Local y fotografías de policías locales, además de anotaciones de números de carné de policías locales que señalan como perseguidores de los taxistas de la asociación". Igualmente, los agentes habrían encontrado, siempre según este oficio, "fotografías de vehículos VTC estacionados" en un lugar donde "se produjeron daños grabados en las cámaras de video vigilancia los días 9, 21 y 25 de enero" de 2017, así como "fotografías de un conductor de Tussam".

Incluso localizaron, según uno de estos oficios recogidos por Europa Press, fotografías de la boda civil del presidente de la asociación Solidaridad Hispalense del Taxi, oficiada por el actual concejal de Seguridad y Movilidad, el socialista Juan Carlos Cabrera, quien además habría asistido a la celebración.