Monteiro de Castro rechaza la reducción de lo religioso a la vida privada y reclama una mayor relación con Dios

Actualizado 04/10/2007 19:35:05 CET

El Nuncio Apostólico sostiene que los líderes mundiales siguen teniendo en cuenta al Vaticano en sus decisiones estratégicas

SEVILLA, 4 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Nuncio Apostólico del Vaticano en España, Manuel Monteiro de Castro, rechazó hoy la intención de "muchos" de reducir la presencia de lo religioso a la vida privada de las personas y reclamó una mayor relación de los europeos con Dios, como medida para poner fin a la "infelicidad" de muchos ciudadanos.

Durante una conferencia pronunciada en el Foro Joly, celebrado en Sevilla, sobre la diplomacia vaticana, Monteiro de Castro lamentó que en el Viejo Continente se ha impuesto la filosofía del "haz lo que quieras, todo vale", que deja al lado "los valores fundamentales", como consecuencia de "la separación que la cultura posmoderna ha producido entre el hombre y Dios".

En este sentido, el Nuncio recordó que Europa pierde cada año a diez millones de ciudadanos, siendo los suicidios la segunda causa de mortalidad tras los accidentes de tráfico. Además, llamó la atención sobre el hecho de que estas muertes se produzcan "entre jóvenes y gente con dinero".

A su juicio, esto puede ser consecuencia de que "se mira al bien material y se olvida la relación con Dios", cuando ya ha quedado demostrado que "el mito del progreso no ha sido más que un sueño", dando en ocasiones como resultado "pesadillas como las guerras del siglo XX y el drama de algunas ideologías y regímenes totalitarios".

De otro lado, en referencia a la importancia de la diplomacia vaticana, Monteiro de Castro significó que en la actualidad "los líderes del mundo siguen teniendo en cuenta la opinión de la Iglesia", ya que, según dijo, aunque no tenga fuerzas de guerra, cuenta con una gran "potencialidad de paz".

Además, subrayó que "pese a lo que dice mucha gente, el cuerpo diplomático de la Santa Sede está al servicio de la Iglesia, proclamando y defendiendo el bienestar espiritual del hombre siempre, con independencia del lugar en el que se encuentre".

Monseñor Monteiro de Castro es licenciado en Derecho Canónico y entró en el Servicio Diplomático de la Santa Sede en 1967, ejerciendo su labor en las Representaciones Pontificias de Panamá, Guatemala, Vietnam, Australia, México y Bélgica.

Fue nombrado Pro-Nuncio Apostólico en trinidad y Tobago, en Antiguas y Barbados. Desde el 21 de agosto de 1990 ha sido Nuncio Apostólico en El Salvador, Honduras, Sudáfrica, Nambia, Swazilandia y Lesotho. Desde el 1 de marzo de 2000 es Nuncio Apostólico en España.

Previamente, el cardenal arzobispo de Sevilla, Carlos Amigo, presentó al Nuncio, destacando la relevancia de la diplomacia vaticana en la resolución de los conflictos políticos y subrayando el buen hacer de Monteiro de Castro, "artífice de entendimiento entre los pueblos".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies