Montero y Geli abogan por una Ley que case los derechos individuales y colectivos en el almacenaje del cordón umbilical

UrgenteFallece el actor Federico Luppi a los 81 años
Actualizado 27/01/2006 15:21:02 CET

Geli dice que "ningún ciudadano necesita ir al sector privado" y que España tiene una de las mejores redes de almacenaje de cordón

SEVILLA, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

Las consejeras de Salud de Andalucía y Cataluña, María Jesús Montero, y Marina Geli, respectivamente, coincidieron hoy en la necesidad de "avanzar en un marco regulador estatal" que compatibilice y garantice los derechos individuales y colectivos de las personas, en cuestiones como el almacenaje del cordón umbilical de cara a un posible uso en terapias futuras.

A preguntas de los periodistas en Sevilla tras mantener un encuentro de trabajo ambas administraciones sanitarias, la titulares del ramo se refirieron así a la aparición de empresas privadas que están ofertando servicios a aquellas parejas que quieren congelar el cordón umbilical en el momento del parto y almacenarlo en el extranjero, según publica hoy el rotativo El País.

En concreto, Montero se mostró partidaria de "seguir avanzando dentro de un marco regulador que permita el que los ciudadanos puedan hacer uso en un futuro de determinados derechos en relación con sus propios tejidos". No obstante, puntualizó que esos derechos habría que casarlos con los de "garantizar la disponibilidad de esos tejidos para cualquier persona que lo necesite".

Con todo, recordó que que existe una red mundial de bancos de cordón, "en la que Andalucía participa", al tiempo que quiso dejar claro que tanto en la comunidad autónoma como en España, "existe un volumen importante de cordón umbilical que está en este momento almacenado y que se pone a disposición del conjunto de los ciudadanos cara a enfermedades muy concretas".

"En este momento existen unas reservas de cordón umbilical por encima de las necesidades que plantea la propia demanda en este tipo de enfermos", insistió la titular andaluza, quien añadió que "en donde está circunscrita la polémica, que tiene que ver con la donación y trasplante, hay que decir que hay reservas suficientes y absolutas en una red mundial que está a disposición internacional de todos los bancos".

"Las necesidades están cubiertas por encima de la propia demanda y no sería necesario incrementar la capacidad de almacenamiento y posterior donación de este tipo de tejido", reiteró Montero, quien, con todo, puntualizó que "una cuestión distinta es la que surge en relación con las empresas privadas que están prestando sus servicios a parejas que tiene un hijo y que desean que se le almacena su cordón umbilical cara a un posible beneficio en el futuro".

Sobre este punto, dijo que "desde Andalucía compartimos la tesis del propio coordinador de la ONT de que es una práctica profesional que está prohibida y que, por tanto, la donación de trasplantes son altruistas y a disposición del conjunto de los ciudadanos".

"Mientras que esos tejidos estén bajo la perspectiva de la donación y el trasplante, son tejidos a disposición del enfermo y, por tanto, el sistema sanitario lo que tiene que garantizar es que tiene suficiente material como para abastecer a aquellas personas que los necesiten", continuó

SEGUIR AVANZADO Y EVIAR EL LUCRO

"Eso no quita que haya que seguir avanzado normativamente en otro tipo de cuestiones que ya no tienen que ver con la donación y el trasplante como es la capacidad de almacenamiento del tejido por parte del propio ciudadano en otras estancias o entidades", aclaró Montero, quien dijo que este tipo de cuestiones "tienen que estar perfectamente reguladas y existir una ley que de cobertura a todo este tipo de materias para que no se produzcan cuestiones comerciales a propósito de los propios tejidos de los órganos".

Por su parte, Marina Geli se refirió al banco catalán de células de cordón umbilical señalando que "en estos momento estamos con una red única en todos los hospitales maternos infantiles para recoger estos cordones". Además, afirmó rotundamente que "ningún ciudadano de España necesita ir al sector privado para realizar su donación" y destacó que la red española de donación "es de las más potentes del mundo y además altruista".

"Otra cosa es si podemos regular que alguien vaya al extranjero a realizar donaciones de células", reconoció Geli, quien dijo coincidir con Montero "en que se necesita una regulación en el ámbito español" en este apartado.

Aún así, concluyó que España "garantiza que no hace falta que se vaya al sector privado para hacer donación de células, ya que tenemos a disposición de cualquier ciudadano una de las mejores redes del mundo no sólo de almacenaje de células, sino de disponibilidad de células de cordón umbilical".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies