Montero muestra su "profundo rechazo" a las medidas de "recorte sanitario" de los gobiernos gallego y catalán

Actualizado 24/11/2011 14:56:57 CET

SEVILLA, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Salud, María Jesús Montero, ha mostrado este jueves el "profundo rechazo" que para el Ejecutivo andaluz supone implementar medidas de "recorte sanitario" como la gallega, que ha provocado casos de retirada de la tarjeta sanitaria a la población activa que se encuentra en paro, o las "esbozadas y aún no concretadas" por el Gobierno catalán de Artur Mas, sobre el ticket moderador para no abusar de los servicios sanitarios.

A preguntas de los periodistas en Sevilla tras acompañar a los profesionales del Hospital Virgen del Rocío que han informado sobre la operación practicada al torero José Padilla, Montero ha destacado el "claro contraste" entre las políticas "que se llevan haciendo en Andalucía" y las que se están haciendo ahora "en otras comunidades que nos van trasladando permanentemente la no sostenibilidad del modelo sanitario, los recortes en derechos sociales o el despido de trabajadores".

Esas políticas, ha proseguido, están "en claro contraste con la apuesta del sistema sanitario público andaluz, en el que su modelo de salud es uno de sus principales activos que tenemos como sociedad", ha defendido Montero, quien ha asegurado que, con el actual Gobierno autonómico, "no sólo no se producirán ningún tipo de recortes, sino que además seguiremos haciendo una apuesta por la excelencia y la sanidad de vanguardia".

"Éste es un elemento fundamental que valoran los ciudadanos y en el que, no en vano, el SAS recibe de los ciudadanos como uno de los servicios de más alta valía", ha reiterado la titular de Salud, quien ha vuelto a mostrar su "profundo rechazo" de la medida gallega "por no entregar la tarjeta sanitaria o retirarla a aquellas persona que ya no tienen las prestaciones por desempleo, entre otras razones porque una de las últimas leyes que aprobó el Gobierno de España, incorporada en la Ley de Salud Pública, fue la de acordar la universidad de toda la atención y a todos los pacientes, con independencia de su nivel de cotización y completándose así la Ley General de Sanidad".

"Entiendo entonces que la medida gallega estaría fuera de la legalidad", ha advertido Montero, para quien en el caso catalán "las medidas esbozadas por el Gobierno de Artur Mas lo único que implican en el ciudadano es que pague por los servicios que recibe".

"Desde el Gobierno andaluz siempre hemos defendido que el sistema más justo, es el que aquellos que más tienen paguen más, vía sus impuestos, y los que tienen menos paguen menos, pero que no sea las personas enfermas sin más", ha zanjado.