Neumosur sostiene que la prohibición total de fumar en espacios públicos cerrados es "la única medida eficaz"

Actualizado 28/12/2009 12:43:08 CET

Dice que extender dicha prohibición reduciría en un 16% más el consumo y critica que la actual norma ha sido "muy poco coercitiva"

SEVILLA, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Neumólogos del Sur (Neumosur) sostuvo hoy que la prohibición absoluta del consumo de tabaco en todos los espacios públicos cerrados es "la única medida legalmente eficaz" para proteger a la población y lograr una reducción a medio plazo de la prevalencia de tabaquismo.

Así se desprende del nuevo 'Documento de Consenso sobre Diagnóstico y Tratamiento del Tabaquismo' que acaba de publicar esta asociación en su 'Revista Española de Patología Torácica', un escrito en el que se posiciona "claramente a favor" de la ampliación de la actual Ley de Prevención del Tabaquismo.

De hecho, en dicho documento Neumosur considera que la norma actual, "aunque bienintencionada y certera" en el abordaje de aspectos muy importantes para el tabaquismo "que no estaban desarrollados de forma efectiva en España", se queda con todo "muy corta" en su contenido.

En este sentido, apunta que el ejemplo más claro de ello se halla en la hostelería, "punto más débil de la norma", ya que sólo se regulan los locales de 100 metros cuadrados o más, que representan apenas el 20 por ciento del total. Según Neumosur, ello hace que "sean muy pocos los locales de este 80 por ciento restante del sector en los que se prohíba fumar, ya que todo queda a la iniciativa individual o personal del empresario, que se guía por criterios mercantiles y no de salud pública".

Asimismo, Neumosur entiende que la aplicación de esta Ley ha sido "escasamente coercitiva". De hecho, detalla que en 2006 dicha normativa implicó "únicamente" 686 expedientes sancionadores y el desarrollo de 15.800 inspecciones.

"Si comparamos lo ocurrido en Irlanda dura el primer año de aplicación de una ley similar, donde se hicieron 35.000 inspecciones con una población diez veces menor que la de nuestro país, en España se deberían haber realizado 350.000 inspecciones, es decir, 20 veces más de las que se han hecho, por lo que no podemos hablar de una ley coercitiva", agrega dicho documento de consenso sobre tabaquismo.

El resultado de ello es que, aunque la prevalencia de tabaquismo se ha reducido "algo" a nivel nacional, los resultados son "insuficientes y dejan a España en unas cifras de prevalencia "verdaderamente preocupantes".

Así, y según recuerda esta asociación extrayendo datos de la Encuesta Nacional de Salud de 2006, el 29,5 por ciento de los españoles mayores de 16 años son fumadores, sólo 7,7 puntos menos que en 1987, unas cifras claramente superiores a las de otros países europeos como Suecia (20%), Portugal (23,3%), Reino Unido (27%), Dinamarca (27%), Italia (27,5%) o los Países Bajos (27,5%).

También se encuentran muy por encima de la recomendación de la OMS de reducir a menos del 20 por ciento el número de fumadores de cada país. Durante esta década, el consumo de tabaco en España ha descendido sensiblemente en los hombres y ha crecido en las mujeres.

BENEFICIOS DE LA AMPLIACIÓN DE LA LEY Y SECTOR HOSTELERÍA

Así las cosas, Neumosur aboga por una ampliación de la Ley que extienda la prohibición del consumo a cualquier local público cerrado y, en este sentido, alude a los datos de un reciente informe de la OMS, el cual establece que esta prohibición reduce en un 16% el consumo.

Este documento de consenso de Neumosur alude de forma expresa a la situación de los profesionales del sector de la hostelería, de los que dice ahora se encuentran en una situación de "completa desprotección", expuestos a los efectos tóxicos y cancerígenos del tabaco y "sin que ni siquiera se reconozca como enfermedad profesional la aparición de una neoplasia pulmonar en el trabajador nunca fumador".

Los neumólogos consideran que la prohibición de consumir tabaco en los espacios públicos cerrados también acabaría con este problema específico, que afecta a aproximadamente 800.000 trabajadores del sector de la hostelería.

EFECTOS ECONÓMICOS PARTA EMPRESARIOS HOSTELERÍA

En relación con los efectos económicos para los empresarios del sector, Neumosur entiende que los objetivos de salud pública son "prioritarios" y que, en cualquier caso, las propias empresas saldrían beneficiadas a la larga pues sus empleados "sufrirán menos bajas laborales, se reducirán los gastos de limpieza y mantenimiento del local y se evitarán inversiones para adecuar los locales para que dispongan de zonas para fumadores y no fumadores".

Por todo ello, Neumosur, que considera la situación actual como "insostenible", espera que la ampliación de la Ley sea finalmente aprobada, a pesar de las presiones, y se arbitren las medidas reguladoras necesarias para que su cumplimiento sea efectivo, algo que no ha ocurrido con la actual ley.

EL IMPACTO DE LA LEY EN ANDALUCÍA

En cuanto al impacto de la ley estatal en Andalucía, como en otras comunidades, "no ha tenido ninguna repercusión en los datos". De hecho, apunta al hecho de que la prevalencia de tabaquismo en 2006 se mantiene "idéntica" a la de 2003, en el 31,10 por ciento de la población, 1,6 puntos por encima de la media española.

El porcentaje de fumadores habituales es también ligeramente superior en Andalucía con respecto al resto de España, 28,82 frente al 26,44 por ciento, respectivamente. Estos datos evidencian, según Neumosur, que el tabaco sigue siendo un artículo de consumo muy extendido y el primer factor individual de riesgo de enfermedad.

Aunque las medias son muy similares en todo el territorio andaluz, Granada es, según la Encuesta Andaluza de Salud 2006, la provincia andaluza con más fumadores (33,78%) y Cádiz, la provincia andaluza con menos (27,63%).

El documento de Neumosur se hace eco también de los datos de la Encuesta Andaluza sobre Drogas 2005, el cual aporta una visión aún más negativa, pues apunta hacia un mantenimiento del número de fumadores en nuestra Comunidad en los últimos diez años.

Asimismo, se refiere a la Encuesta Estatal sobre Uso de Drogas en Estudiantes de Enseñanza Secundarias, según la cual el consumo de tabaco está bastante extendido entre estudiantes de 14 a 18 años, siendo la segunda sustancia más consumida entre ellos después del alcohol.

Así, en 2006, un 46,1% de los estudiantes afirmaba haberlo probado alguna vez, un 34% haber fumado en los últimos 12 meses, y un 27,8% en los últimos 30 días.