Otainsa adjudica 13 viviendas sociales a familias en situación de especial necesidad

Actualizado 02/07/2009 19:11:54 CET

SEVILLA, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Delegación de Infraestructuras para la Sostenibilidad del Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Oficina Técnica para la Atención de los Inquilinos en Situación de Abuso (Otainsa), ha adjudicado 13 viviendas sociales a familias en situación de especial necesidad, según informó en un comunicado el departamento municipal que dirige Antonio Rodrigo Torrijos (IU-CA).

En la última reunión de la Comisión de Valoración y Concesión se adjudicaron 12 de ellas, más una por el procedimiento de urgencia, concediendo el uso temporal de dichas viviendas a familias que se encontraban inmersas en situaciones de crisis, que habían perdido la vivienda en la que residían, y que debido a su condición económica, laboral y social, estaban imposibilitadas para acceder a otra vivienda y carecían de otra alternativa a la falta de alojamiento.

Tres de estas viviendas se han adjudicado a mayores, nueve por casos de emergencia social, y una por urgencia para una persona víctima de violencia de género. "Estas adjudicaciones de viviendas constituyen un impulso más para la lucha y apoyo a ese colectivo social, que por unas circunstancias u otras se ven excluidos, de uno de los derechos más básicos del ser humano como es el derecho a una vivienda", según declaraba Rodrigo Torrijos.

Estas familias sólo pagarán el cinco por ciento de sus ingresos, lo que representa una renta de entre quince o veinte euros de alquiler mensual. "Este Parque Social de Viviendas --explicó el concejal de Infraestructuras para la Sostenibilidad-- es una iniciativa pionera en el municipalismo español cuyo objetivo es atender a un sector de la población que tiene, por sí mismo, muy pocas posibilidades de afrontar el hecho de quedarse sin vivienda a partir de edades avanzadas y por sus escasos recursos económicos, debiendo ser la administración quien, solidariamente, ayude a sus problemas."

El primer teniente de alcalde ha recordado que las viviendas se encuentran repartidas por la ciudad y están en perfectas condiciones de habitabilidad. Se conceden por un tiempo determinado y mientras dura la situación de crisis.

Las familias deben cumplir los requisitos exigidos en la normativa establecida y se fija una renta que no supera el cinco por ciento de los ingresos, de forma que no implique un empobrecimiento de unas economías ya especialmente debilitadas, pues el objeto de esta iniciativa es la rentabilidad social y no la económica. El uso de la vivienda se establece después de estudiar y valorar cada caso de forma conveniente y atendiendo a criterios técnicos.

Rafael Catalá

Rafael Catalá

Ministro de Justicia

28/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies