Los padres de una mujer asesinada en Los Pajaritos demandarán al IAM por no hacer caso a sus avisos

Actualizado 30/05/2010 13:57:47 CET

Consideran que el caso ha sido "la crónica de una muerte anunciada"

SEVILLA, 30 May. (EUROPA PRESS) -

Los padres de Susana V., la joven que fue asesinada a tiros por su pareja sentimental el día 2 de diciembre de 2005 en la barriada sevillana de Los Pajaritos, han decidido acudir a los tribunales para denunciar tanto a la asociación de Mujeres Víctimas de Agresiones Sexuales (Amuvi) como al Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), quien, con anterioridad a los hechos, "no dejó que denunciáramos la situación, porque decían que tenía que ser la agredida la que lo hiciera".

En este sentido, Rosa María Márquez y Juan Antonio Suárez explicaron a Europa Press que fue en el mes de noviembre del año 2005 cuando acudieron al IAM para denunciar el caso, pero, una vez allí, "nos dijeron que no podían atendernos, porque la persona responsable estaba muy ocupada, instándonos a que convenciéramos a nuestra hija para que fuera a presentar la denuncia, pero esto era imposible, porque tenía miedo y negaba los hechos". "Ha sido la crónica de una muerte anunciada", añadieron.

En este sentido, relataron que, tras ello, volvieron a acudir una segunda vez en el mes de noviembre de 2005 a la sede del IAM, pero la persona responsable "estaba, de nuevo, ocupadísima y no podía atendernos", aseverando que, el día 2 de diciembre, "nuestra hija fue asesinada con su hijo en brazos por medio de un tiro entre ceja y ceja". "Desde el IAM no se pusieron en contacto con nosotros hasta pasados nueve días del asesinato, y porque salimos en televisión contando los hechos", puntualizaron.

Al hilo de ello, criticaron que, desde el IAM, "aseguraron que no habían podido ponerse en contacto antes porque les había cogido por medio el Puente de la Constitución, a lo que respondimos que los maltratadores y asesinos no descansan", al tiempo que detallaron que, en el momento de los hechos, el hijo de la pareja tenía 16 meses. "El niño se tiró 39 días llorando y llamando a su madre, y nosotros estaremos llorando en el alma hasta que nos muramos", agregaron.

EN AMUVI, "AÚN PEOR"

Según dijo la madre de la fallecida, después del asesinato y tras dictar la Audiencia Provincial sentencia, acudieron a Amuvi para pedir asesoramiento en torno a la patria potestad del menor, que en ese momento pertenecía al acusado, pero en esa institución "la cosa fue aún peor", porque "tampoco nos echaron cuenta y mostraron nula sensibilidad", aseverando que, "gracias a nosotros, y no a las instituciones, mi nieto está sano y es un niño feliz".

"Ninguna institución ha respondido, y mi hija está asesinada gracias a estas personas inútiles", según prosiguió la madre de Susana, quien rememoró que su hija "fue a enamorarse del peor de todos, pues, siendo menor de edad, comenzó a salir con el condenado, que tenía antecedentes y no dejaba de entrar y salir del centro de menores". "La intentamos convencer de todas las maneras posibles, pero ella lo quería y, ya siendo ambos mayores de edad, se mudaron a un piso de Los Pajaritos", apostilló.

De este modo, la madre lamentó en declaraciones a Europa Press que "es muy triste que, a los pocos días de acudir al IAM, mi hija esté en un agujerito y yo llorando al lado de una lápida dándole besos a un mármol", mientras que mi nieto "estuvo llorando durante 39 días". "Yo soy una persona muy fuerte y no he tomado una sola pastilla para dormir, porque mi nieto me necesitaba despierta", dijo la madre de Susana.

PATRIA POTESTAD

Los padres de Susana explicaron que, tras mucho luchar, fue el 1 de diciembre de 2009 cuando el Juzgado de Familia número 7 de Sevilla que dirige el juez Francisco Serrano privó de la patria potestad del menor a su padre, condenado a 20 años de cárcel, argumentando entonces el juez que, desde el día de los hechos, "el padre, pese a estar en prisión, nunca se ha preocupado de su hijo, sin que en relación a la abuela se le pueda reprochar su oposición a compartir funciones y decisiones que afectan al ejercicio de la patria potestad con quien mató a su hija a sangre fría de un disparo en la cabeza".

En la sentencia, consultada por Europa Press, el juez Francisco Serrano ponía de manifiesto que "esa titularidad y ejercicio de patria potestad se reputa manifiestamente contrario al interés del menor, a fin de no tener ninguna dependencia de autoridad paterna con un padre condenado a 20 años por matar a su madre", añadiendo que el padre "habrá de seguir contribuyendo a los alimentos de su hijo, abonando a la madre materna una pensión de 150 euros mensuales".

Tras ello, los abuelos del menor consiguieron hace un mes su tutela, destacando en este punto que "la única persona que nos ha tratado con sinceridad ha sido el juez Francisco Serrano", al cual "acudimos para contarle la historia una vez que vimos que, desde las instituciones, no nos prestaban ayuda alguna".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies