El Palacio Arzobispal de Sevilla muestra su pinacoteca desde septiembre, incluyendo la primera Inmaculada de Murillo

Publicado 05/07/2017 14:34:25CET

SEVILLA, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Palacio Arzobispal de Sevilla, de mediados del siglo XVI y considerado Monumento Histórico Artístico desde 1969, abre sus dependencias nobles a las visitas de forma permanente desde septiembre para dar a conocer a los ciudadanos el importante patrimonio que atesora la segunda pinacoteca más importante de la capital, tras el Museo de Bellas Artes, entre el que se cuenta la primera Inmaculada del pintor hispalense Bartolomé Esteban Murillo, del que este año se celebran los 400 años de su nacimiento.

Entre sus obras se cuentan murillos como 'La aparición de la Virgen a fray Juan de Quirós' y 'La entrega del rosario a Santo Domingo de Guzmán'; seis zurbaranes, como 'Las lágrimas de San Pedro', y los retratos de Maese Rodrigo Fernández de Santaella, San Francisco de Asís, San Bruno, Santo Domingo y San Pedro Mártir; diversas obras de Herrera el Viejo; del calabrés Matia Pretti o la increíble colección de Juan de Espinal, que se puede apreciar sobre todo en el denominado salón de los cuadros, la mayor estancia del Palacio decorada profusamente con obras de este exponente del rococó sevillano en las que se repasa la historia de la Salvación.

El arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, y el alcalde de la capital de Andalucía, el socialista Juan Espadas, han detallado este miércoles la iniciativa que sigue los pasos de la desarrollada durante 2013 por el Año de la Fe, con éxito de participación, y que ahora permitirá abrir el palacio dos sábados al mes para cuatro turnos de 30 personas por jornada, sumándose así al conjunto de actividades que la Iglesia va a desarrollar en la ciudad con motivo de la celebración del Año Murillo

Espadas subraya la importancia de que este enclave se integre a la "oferta estable" de Sevilla, añadiendo que "el patrimonio y la cultura en la ciudad es sinónimo de economía, empleo, riqueza proyectada no solo para satisfacción de los que hemos nacido o vivimos aquí, sino los que nos vienen a ver". Además, destaca que la relación entre el Arzobispado y el Ayuntamiento "está permitiendo una alianza muy importante para los intereses de Sevilla", y por ello ha querido agradecer al arzobispo y todo su equipo "su implicación y la de todo su equipo en el Año Murillo".

"Todos nos estamos tomando muy en serio esta efeméride porque es una oportunidad que tenemos que aprovechar por eso es muy importante contar con la colaboración estrecha y activa de la Catedral y el Arzobispado para darle un papel protagonista a las obras que de Murillo que allí están".

De su lado, Asenjo ha apostado por poner el patrimonio existente en estas instalaciones al "servicio de la cultura, del pueblo, para los sevillanos, los turistas y los investigadores" y ha incidido en que este tipo de acciones son parte del acuerdo entre el Estado y la Iglesia.

En este sentido, ha puesto en valor una visita, que durará en torno a 45 minutos y en la que se mostrará el interior de un edificio que alberga las oficinas de la Curia Diocesana y es residencia del arzobispo.

El recorrido, con un carácter eminentemente catequético y cultural, será realizado por unas 250 personas distribuidas en cuatro grupos de 30 personas en cada uno de los dos sábados que abrirá al mes el palacio. De los ocho turnos mensuales, uno será gratuito y los siete restantes abonarán seis euros por visitante.

Las entradas podrán adquirirse a través del módulo que se activará en la página web de la Archidiócesis, donde al realizar la compra se adquirirá una reserva que deberá ser canjeada por la entrada en la Librería Diocesana el día de la visita con la suficiente antelación. El primer turno será a las 10,00 horas y los restantes a las 11,00, 12,00 y 13,00 horas.

Durante varios meses se han adecuado las estancias incluidas en el recorrido a los requisitos establecidos para este tipo de visitas, y la empresa Adarve será la encargada de ilustrar a los visitantes durante la visita.

Los visitantes se darán cita en el patio central del palacio, una vez tramitado el ingreso desde la Librería Diocesana. Desde ahí subirán a la primera planta del edificio por la escalera principal, diseñada por fray Manuel Ramos en la segunda mitad de siglo XVII. El citado salón de los cuadros, la galería de los obispos, el salón del trono, oratorio, anteoratorio y el despacho del nuncio son las dependencias que podrán recorrer. El calendario de visitas puede consultarse en la página web de la Archidiócesis.

Rafael Catalá

Rafael Catalá

Ministro de Justicia

28/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies